Desde la comunidad promueven un cambio en la política hacia Cuba


Por Daniela Montano.

Del 23 al 25 de junio tuvo lugar el tercer viaje anual de Cuban American For Engagement (CAFE) a Washington DC; con una delegación compuesta en su mayoría por jóvenes profesionales cubanoamericanos y norteamericanos. Según ha trascendido, los miembros de CAFE; con el apoyo de las organizaciones Latin American Working Group (LAWG) y Washington Office on Latin America (WOLA), lograron reunirse con más de una decena de oficinas congresionales, el Departamento de Estado, El Departamento de Agricultura, la Delegación de la Unión Europea y la Sección de Intereses de Cuba en Washington.

Espacios que aprovecharon para persuadir a líderes políticos sobre los efectos negativos de una política obsoleta hacia Cuba y cómo esta afecta a las familias, apuntando la necesidad de actualizarla basada en los principios de intercambio y diplomacia, no en el aislamiento y la obstrucción. A su vez propusieron varios pasos a considerar por la Administración, como el autorizo a una licencia general para todo tipo de categorías de viajes a la Isla, eliminar a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo e iniciar un diálogo que permita dar una solución  humanitaria los caso de Alan Gross y los tres cubanos prisioneros en EEUU.

En mi opinión lo más significativo de este viaje fue que permitió trasladar un mensaje diferente desde la comunidad cubanoamericana a los generadores de política en EEUU, quienes generalmente solo reciben la visión de la minoría extremista que todavía aboga porque se mantenga una política hostil hacia la Habana. Permitió además, avalar con acciones concretas los resultados de la reciente encuesta publicada por la Universidad de Florida (FIU), cual evidenció que la mayoría de los cubanoamericano desean un cambio en la política, que se elimine el embargo/bloqueo, se restablezcan las relaciones diplomáticas y se eliminen las restricciones de viajes a Cuba.

Como era de esperar tanto el viaje de Cafe, como la encuesta de la FIU e incluso (un poco antes) la visita del presidente de la Cámara de Comercio de EEUU a la Habana , han provocado reacciones histéricas en los sectores más radicales de la Florida. El congresista Mario Díaz Balart respondió, introduciendo una enmienda al proyecto de asignaciones del Departamento del Tesoro, con el objetivo de restringir los viajes a Cuba en especial los del intercambio “pueblo – pueblo”(P2P. Aunque dicha iniciativa aún no se ha aprobado y se desconoce su contenido exacto, se expecula sea una propuesta similar a la que presentó en 2013 que buscaba bloquear los fondos se utilizan para la emisión de licencias de viajes a Cuba por OFAC:

Las críticas y los ataques por Iliana Ross , Marco Rubio y el senador Bo Menendez, tampoco escasearon en el debate, resultando el argumento más rídiculo para tratar de descalificar la encuesta : “… que la misma estuvo financiada por grupos aliados al régimen cubano…”, risiblemente así tildaron a The Ford Foundation, The Trimpa Group y el Cuba Study Group.

 

 

Publicado el 24/07/2014 en Cultura, Política y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: