Diplomacia con Cuba: algo para gritar a los cuatro vientos


Por Sarah Stephen

Cuando el presidente Obama describió nuestro papel al conformar la coalición que los Estados Unidos llevarán a la guerra lo llamó “Los Estados Unidos en su mejor acepción”.

Pero cuando una vocero del Departamento de Estado tuvo que responder una pregunta acerca de la cooperación con Cuba en un asunto de “seguridad y protección”, reaccionó como un personaje de Harry Potter, negada a mencionar a Voldemort porque “no mencionamos su nombre”.

Los antecedentes de esta historia, detallados a continuación, incluyen un avión privado volando desde New York a Naples, Florida, que perdió el contacto con los controladores de tráfico aéreo. Al desviarse de su plan de vuelo, dos cazas F-15 fueron enviados a investigar “una nave que no responde en vuelo [entonces] sobre el Atlántico”. Tres personas perdieron el contacto y estaban presumiblemente muertas antes de que el aparato se estrellara en los mares contiguos a Jamaica, tras atravesar espacio aéreo cubano.

Nadie debería haberse sorprendido porque las autoridades norteamericanas estuvieran en contacto con las cubanas y bahamesas. “Obviamente”, dijo Marie Harf en el podio del Departamento de Estado, “este es un asunto de seguridad y por lo tanto estamos en contacto”.

Ni tampoco era un secreto. La FAA ya había hecho pública su política con la declaración “Estrategias Internacionales de la FAA 2010-2014, Hemisferio occidental”, precisando sus objetivos respecto a Cuba:

  • Trabajar estrechamente con el Departamento de Transporte (DOT), Departamento de Estado (DOS) y otras agencias del gobierno norteamericano para apoyar las iniciativas y políticas de este respecto a Cuba así como las operaciones y misiones de la FAA.
  • Negociar el uso común de información de radar con aquellos países adyacentes al espacio aéreo norteamericano: Bahamas, Canadá, Cuba, República Dominicana. Haití, México y Saint Maarten.
  • Seguir trabajando con el DOS para facilitar encuentros operativos de seguridad, de manera regular, entre la FAA y directivos cubanos de tráfico aéreo.

Sin embargo las sucintas respuestas a las preguntas que suscitó el incidente aéreo y acerca de si éste podría servir de modelo para futuras colaboraciones, dieron la impresión de que el Departamento de Estado estaba protegiendo secretos de estado. Lean la transcripción completa del encuentro y juzguen por ustedes mismos.

Por ejemplo, cuando a la señora Harf le preguntaron acerca del incidente aéreo, ofreció una sucinta relación de los hechos en 68 palabras antes de apresurarse a dirigir la atención de los reporteros a NORAD y la FAA. Tras decir que “Hemos estado en contacto” con Cuba y Bahamas, añadió “No tengo más detalles acerca de esas conversaciones”, sin mencionar nunca la estrategia de la FAA, hecha pública en el 2010.

Cuando los reporteros insistieron en el hecho de si el tipo de cooperación que tuvo lugar tras el incidente aéreo podría expandirse hacia otros “asuntos de interés nacional, como… la seguridad regional”, respondió en lenguaje oficialesco mencionando conversaciones acerca de los servicios postales y la inmigración, concluyendo “No tengo nada más que decirles sobre el asunto”.

Aparentemente, hay una línea muy delgada entre conformar una coalición medio-oriental, ocasión para excitar el orgullo nacional, y un ejemplo de una saludable cooperación con Cuba, lo cual apenas fue tímidamente mencionado en el encuentro.

No es difícil percibir el contraste. CBS News llamó “amienemigos” a los países de esa coalición. Tal como fuera reportado este año por el Departamento de Estado, los ciudadanos que viven, al menos, en uno de esos países “carecen de los medios legales adecuados para cambiar su gobierno; [enfrentan] restricciones severas en derechos universales tales como la libertad de expresión, incluyendo el internet, y la libertad de reunión, asociación, movimiento y religión; y una falta de derechos igualitarios para las mujeres, niños y trabajadores indocumentados”.

Mientras que el gobierno se ha visto efectivamente involucrado, si bien de manera limitada, en la colaboración con Cuba en áreas discretas como emigración, medio ambiente, prohibición de drogas e implementación de leyes, la Casa Blanca y el Departamento de Estado prefieren mantener estas actividades fuera del radar tratando al pueblo norteamericano como un padre a sus hijos menores de edad.

Los Estados Unidos pueden y deben hacer más. Tal como dijimos en “9 Modos para los Estados Unidos de Dialogar con Cuba acerca de la implementación legal y para Cuba en su diálogo con los Estados Unidos”, sería de interés nacional para los Estados Unidos trabajar de manera abierta y estrecha con Cuba en el contraterrorismo, temas militares, mayor intercambio entre científicos y artistas, al mismo tiempo que desarrollar eso de lo que ambos países han carecido por tanto tiempo: un lenguaje diplomático basado en compromisos en vez de en precondiciones.

Hacerlo contribuiría a reflejar los valores de ambas naciones. Esa clase de diplomacia pública fortalecería también a aquellos que, en la isla, corren riesgos al apoyar las reformas internas y el compromiso con los Estados Unidos en materia de política exterior.

Sí, esto enfrentará la oposición de esos miembros del Congreso norteamericano que confunden el compromiso con la domesticación. Pero, el secreteo acerca de la colaboración con Cuba nunca los ha dejado fuera del juego, ni lo hará nunca.

Así que decimos, dejen de secretear; comprométanse más, sin timideces. Si este gobierno hiciera uso del tiempo que le queda para llevar a cabo un compromiso más enérgico con la política diplomática hacia Cuba, ello nos daría algo que gritar a los cuatro vientos.

Publicado por: http://progresosemanal.us/20140914/diplomacia-con-cuba-algo-para-gritar-los-cuatro-vientos/

Publicado el 15/09/2014 en Política y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: