El New York Times intenta poner a Cuba en la agenda de Obama


El diario está publicando una serie de editoriales sobre las relaciones de EEUU y la isla

Cuba es tema que levanta pasiones en los periódicos de Miami que lee la comunidad de exiliados cubanos en Estados Unidos. Lo que no es habitual es que el diario más influyente del país, The New York Times (NYT), le dedique a la isla caribeña seis editoriales en seis semanas consecutivas, en sus ediciones de fin de semana, en inglés y en español.

En los artículos, el Times ha pedido el fin del embargo a la isla, impuesto en 1960, casi dos años después de que Fidel Castro llegara al poder. El diario ha dicho que ese embargo “no tiene sentido”, que el régimen cubano lo ha utilizado para “excusar sus limitaciones” y debería ser desmantelado. También ha criticado a Washington por sus “proyectos encubiertos para derrocar el gobierno”. En otro editorial , el NYT ha alabado la labor de los médicos cubanos en la lucha contra el ébola. El artículo más reciente critica el programa que incentiva la migración de personal médico durante asignaciones oficiales en el exterior , según el periódico “particularmente difícil de justificar”. Además, ha pedido un intercambio de prisioneros para liberar a Alan Gross, un contratista estadounidense que lleva cinco años encarcelado en Cuba, a cambio de tres espías cubanos detenidos en EEUU.

 La publicación de los editoriales coincide con la llegada al comité editorial del periódico de Ernesto Londoño, un periodista colombiano proveniente de The Washington Post. En entrevista para la Cadena SER, Londoño explica que la posición crítica respecto al embargo “es una que el periódico ha mantenido durante muchos años”, pero ahora han decidido hacer ahora esta apuesta editorial por que consideran que es el momento idóneo. “Actualmente, incluso ante cubano-americanos en el exilio en la Florida y otras partes del país existe mucho más apoyo a un acercamiento bilateral, para reanudar la relación diplomática entre los dos países y comenzar a darle un giro a la relación”, señala.

 Existe mucho más apoyo por un acercamiento bilateral

 El objetivo del periódico es acercar posiciones muy distantes. “La polarización en torno al debate de Cuba es impresionante, es casi como lo que uno ve en el conflicto israelí y palestino”, apunta.

La polarización es impresionante

El editorialista explica que también buscan influir en la administración “en un momento en el que la Casa Blanca va a tener que tomar decisiones”. En abril, Panamá acoge la Cumbre de las Américas, a la que por primera vez ha sido invitada Cuba. EEUU aún tiene que decidir si asistirá. “No pueden ignorar la realidad de que va a haber un acercamiento por lo menos diplomático respecto a Cuba. Esta es una buena oportunidad para revaluar cual puede ser una posición más sensata y si puede haber puntos en los que se puede negociar”, asegura Londoño.

La Casa Blanca tendrá que tomar decisiones

El diario es consciente de las dificultades que supone levantar el embargo con un Congreso de mayoría republicana, pero apuestan porque la Casa Blanca dé pasos unilateralmente. “Puede reanudar las relaciones diplomáticas con Cuba, puede flexibilizar un poco más las restricciones de viaje y los mecanismos para que las personas en EUU envíen dinero a Cuba, tanto a sus familia e inviertan en los nuevos negocios en la isla”, dice.

Obama puede tomar muchos pasos de manera unilateral

Para el periódico, acabar con el embargo a Cuba mejoraría el legado de Obama en materia internacional. “Un acercamiento a Cuba es viable, sería relativamente fácil y podría representar uno de sus legados más importantes”, asegura Londoño. Si Obama no da ese paso, la tarea podría recaer en su sucesor. “Si Hillary Clinton fuera presidente y Obama no termina dándole un impulso es muy factible que ella lo hiciera. En cuanto al campo republicano, hay muchos que están a favor de cambiar esta política y hay otros que no. Es difícil predecir como sucedería”, apunta.

El diario también exigirá cambios a Cuba. “La serie no ha acabado y en el futuro vamos a escribir un poco más sobre la situación en Cuba y es muy posible que hagamos una serie de llamados al gobierno cubano o que examinemos esas preguntas en más detalle”, anuncia Londoño, que actualmente se encuentra de viaje en la isla para recopilar información.

El editorialista del New York Times aplaude la posición tomada por los países europeos y apuesta porque haya un acercamiento comercial que vaya acompañado por presión para que la Habana acepte una mayor apertura democrática. “Si EEUU se sumara a esa lista si EEUU tomara posiciones similares sería más fácil que hubiera más presión a nivel internacional y más atención respecto a estos temas, pero que se abordaran desde una posición un poco más cordial, más constructiva, yo creo que eso representaría la forma más efectiva de generar cabos a largo plazo”, explica.

Los gobiernos europeos tienen que abordar el tema de derechos humanos

Los editoriales han tenido una importante repercusión en Cuba. El diario oficial Granma destacó en su portada cómo el Times reconocía “la política de injerencia de EE.UU. contra Cuba”. Incluso Fidel Castro, en una de sus columnas, también citó el primer editorial que pedía el final del embargo.

Londoño confiesa estar satisfecho. “Nos pareció importante que el gobierno cubano nos hubiera permitido comunicar estas ideas y argumentos con la población. Históricamente han mantenido controles muy rígidos con la prensa”, señala.

 El gobierno cubano nos ha permitido comunicar estas ideas

Como era de esperar, los artículos también llamaron la atención en Miami, donde organizaciones del exilio cubano han sido muy críticas con la idea de levantar el embargo o la propuesta del canje entre Gross y los tres agentes de inteligencia. “Es una posición que entiendo”, responde Londoño. “Pero nuestro punto no ha sido que esos sentimientos no tengan fundamento, nuestro punto ha sido que la estrategia de EEUU hasta este momento con sus políticas, con la manera en que ha manejado la relación en la que ha manejado el dinero para tratar de generar reformas democráticas no ha funcionado. Una estrategia menos agresiva podría ser mejor”.

El diario decidió publicar también los editoriales en español para que tuvieran la mayor repercusión posible en Cuba. “Los cubanos en la isla son el grupo más importante en este debate. Cuando comenzó la serie, no sabíamos si iba a ser posible penetrar las restricciones de medios que tiene Cuba. Y nos ha llamado mucho la atención que eso está sucediendo. Se publican en muchos blogs de Cuba, blogs de personas muy críticas, blogs de personas cercanas al gobierno, se comentan en la radio”, asegura. El periódico no descarta publicar más en español. “En el periódico, como todos, queremos encontrar la forma de ampliar nuestra audiencia y encontrar más lectores y esta podría representar una buena estrategia a largo plazo”, señala Londoño que explica que buscan lectores en Latinoamérica y dentro de EEUU. “Ciertamente existe una creciente comunidad hispana en EEUU y puede ser una buena idea comenzar a hablarles en su propio idioma”, puntualiza.

Publicado en : http://cadenaser.com/ser/2014/11/24/internacional/1416807415_230720.html

Publicado el 24/11/2014 en Política y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: