El error de $93 000 de Curbelo y otras alertas rojas


El error de $93 000 de Curbelo y otras alertas rojas

Por

Conozca al más nuevo miembro del Congreso del sur de la Florida. Aún no ha tomado posesión y ya se ha metido en problemas.

El hecho es que yo no conozco a Carlos Curbelo. Nunca nos han presentado. Nunca lo he visto en persona. Sin embargo, no me gusta.

Mi aversión por el hombre comienza con una foto de Carl Juste que publicó The Miami Herald. Se ve a un sonriente Curbelo victorioso en la contienda congresional en la que superó a principios de este mes a Joe García. Esa noche, junto a él, con aspecto de guardaespaldas, aparecen los feos rostros del representante Mario Díaz-Balart y el petulante excongresista Lincoln Díaz-Balart.

Para muchos, tan solo esto sería razón suficiente para no simpatizar con él. Pero hay mucho más.

Curbelo a menudo coincide con el Tea Party. Y, como miembro de la Junta Educacional de Miami-Dade, a menudo ha preferido la privatización de la educación en vez del financiamiento de las escuelas públicas.

Cualquiera que viva en el sur de la Florida y haya presenciado la contienda por el distrito congresional 26 es también consciente de que Curbelo no parece creer en la Seguridad Social, Medicare o Medicaid. Él aparece en un video que califica a la Seguridad Social de esquema de Ponzi. (*)

El futuro miembro del Congreso se ha ganado la vida ordeñando al sistema –como político, trabajando junto a los políticos, y otras veces como cabildero. Y a menudo ha hecho las tres cosas –al mismo tiempo.

¿Conflicto de intereses?, pudiéramos preguntarnos. Curbelo ha esquivado hábilmente la imputación acusando de corrupto a quien lo censura. Pregúntenle a Joe García.

A los que cuestionan su integridad, Curbelo los acusa de fechorías con las que él probablemente se identifique. Es como si estuviera mirándose en el espejo.

Otros que han seguido su carrera en la Junta Educacional de Miami-Dade lo han acusado de votar a favor de asuntos presentadas por clientes de su firma de asesoría gubernamental y relaciones públicas (firma de cabildeo), Capitol Gains –una organización que él creó en 2002 para ganar dinero debido a sus contactos políticos. Posteriormente la entregó a su esposa cuando sus abogados le alertaron de que pudiera crear conflictos. Aunque técnicamente no es el propietario, Capitol Gains le pagó su salario de seis cifras.

Su lista de clientes (él asegura que es la lista de clientes de su esposa) contiene nombres que él se niega a divulgar, aunque durante la campaña de García supimos que él ha representado a dos ricos hermanos ecuatorianos, Roberto y William Isaías, residentes en Miami, que fueron condenados en su país por desfalcar cientos de millones de dólares.

Y está el titular de The Miami Herald que decía: “Se le Solicita a Congresista de Miami Recién Electo que Explique Errores en sus Informes de Campaña”. No es una nueva noticia. Se publicó en las últimas semanas de la contenciosa campaña. Pero de todas maneras es un reporte revelador. Cualquiera que sea candidato a un cargo comprende que los errores en los informes de campaña no son inusuales. Pero un error de omisión y de etiquetado erróneo de $93 000 suena casi… corrupto.

Como reporta el Herald, “La Comisión Electoral Federal [FEC] ha pedido al republicano de Miami que responda a una serie de preguntas por omitir o etiquetar erróneamente más de $93 000 en donaciones de campañas, lo cual Curbelo ha atribuido a un problema de software”.

No estoy seguro si debo estar alarmado por este individuo o simplemente decir que él se amoldará muy bien a tantos otros miembros del Congreso.

The Herald también reporta que “No es inusual que la FEC pida a las campañas que limpien sus informes financieros. Pero los errores en los informes de Curbelo fueron de particular interés debido a las grandes cantidades de donaciones dudosas tan cerca de las elecciones del 4 de noviembre. Entre otras coas, fueron omitidos más de $50 000 dólares en donaciones provenientes de comités de acción política. Más de $40 500 fueron mal etiquetados, incluyendo $5 000 de parte de KochPAC, administrado por los hermanos industrialistas multimillonarios Charles y David Koch”.

¡Ah, los hermanos Koch! Si ustedes nunca han oído hablar de los hermanos Koch, les recomiendo que hagan clic en el nombre y lean el reporte de la revista Rolling Stone de cómo estos dos pilares del sistema capitalista tratan de deshacer lo que queda de nuestra menguante democracia con el uso de sus billones y por medio de títeres como Curbelo.

En cuanto a Carlos Curbelo… él ganó una elección en la que la mayoría de los electores de su distrito decidió no votar. Me recuerda a Lucas y la Biblia. Parafraseándole y sacándo la cita de contexto, diré que obtenemos lo que nos merecemos.

(*) Nota del Traductor: Estafa conocida en algunos países de habla hispana como “centrífuga”, en la cual una inversión inicial brinda una rápida ganancia, proveniente del dinero de nuevos inversionistas, que hace que la víctima corra riesgos aún mayores.. Llamada así por su creador, Charles Ponzi, que la utilizó en 1919-1920.

http://progresosemanal.us/

Publicado el 01/12/2014 en Política y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: