Cuba en sonidos cotidianos


Por Alejandro Ulloa.  Los sonidos de un país son como sus huellas dactilares. Cuba guarda en sus calles una riqueza acústica incomparable. Con Chevrolets de los años 50, pregoneros que venden cualquier cosa y carretones tirados por caballos en pleno siglo XXI, poco esfuerzo toma identificar a la mayor de las Antillas si se escuchan un par de grabaciones.

Y fue precisamente el deseo de revelar “cómo suena Cuba” lo que atrajo la atención de Jesse y Jonah Marks, dos hermanos norteamericanos que viajaron a al archipiélago en agosto de este año como parte de los programas de intercambio cultural entre ambos países.

Los Marks viven en Minneapolis, estado de Minnesota, y tienen un proyecto web llamado The Touch of Sounds, que nutren con los sonidos que recolectan en sus viajes por el mundo. Cuba, según ellos, “fue un lugar increíble para recoger sonidos”.

“Lo que hace que sea un país especial para nuestro proyecto es que en muy pocos momentos durante todo el viaje no escuchamos algún sonido. La gente es muy vocal, hay música por todas partes y las calles son animadas. Los mercados bullían y los pregones podían escucharse cada mañana. El sonido del tráfico es muy interesante con los coches antiguos (almendrones) y el clip-clop de los caballos”, nos cuentan desde Estados Unidos.

Para Jesse Marks, Cuba no es un descubrimiento reciente. Inspirado en ritmos como el son y la rumba, este joven ingeniero de sonido se unió hace algunos años a Malamanya, una banda integrada por un grupo de americanos interesados en la música cubana.

Jonah, en cambio, gracias a la pasión de Jesse por el sonido, ha “cambiado la forma de ver el mundo”.

Fueron esos lazos los que aprovechó la ONG norteamericana US Cuba Artist Exchange. Liderada por Mariessa Ryan, una promotora artística de Minneapolis, este proyecto ya logró traer durante 2014 a varios grupos de artistas norteamericanos a Cuba y llevar otros tantos cubanos a Estados Unidos, aprovechando el creciente auge del intercambio people to people entre ambos países.

Durante su viaje a la isla, Jesse y Jonah estuvieron en La Habana, Cienfuegos, Trinidad y Matanzas, donde hicieron numerosas grabaciones de espacios urbanos y naturales y donde, además, intercambiaron con muchos cubanos.

“Sabíamos la historia y tratamos de aprender sobre la cultura, pero no estábamos seguros de cómo nos recibirían debido a los problemas entre nuestros gobiernos. Sin embargo, quedamos impresionados por la hospitalidad. Nos dieron la bienvenida con los brazos abiertos en todas partes que fuimos y la gente estaba genuinamente emocionada de saber que estábamos en Cuba como parte de un tour pueblo a pueblo. Fue inspirador que a pesar de las diferencias gubernamentales, los ciudadanos comunes de nuestros países todavía pueden tener una conexión y un intercambio abierto de ideas.”

The touch of sounds y Sonidos de Cuba

The Touch of Sounds está en la web desde mayo de 2012. Allí, los hermanos Marks cuelgan frecuentemente diferentes sonidos que acompañan con una foto que toman de sus viajes por el mundo.

Los hermanos Marks grabaron  un trompetista de la calle en su viaje a La Habana y así lo colgaron en su web
Los hermanos Marks grabaron un trompetista de la calle en su viaje a La Habana y así lo colgaron en su web
00:00
00:00

Jesse Marks comenzó a grabar en 2006 los audios de diferentes lugares para utilizarlos en su trabajo como ingeniero. Las olas del mar, ambientes naturales, el tráfico en las calles, ritmos musicales, todo esto ingresó a sus archivos y en 2007 emprendió viaje con su hermano Jonah. Cuando regresaban de los viajes, sus amigos les pedían compartir, no solo las fotos, sino también los sonidos que habían captado. Así fue entonces que decidieron crear The Touch of Sounds.

“Sabemos que vivimos en un mundo increíble. Somos afortunados por ser capaces de viajar por el mundo, pero lo hacemos una prioridad por las maravillosas experiencias que existen si salimos a buscarlas”, nos cuentan estos hermanos.

Para captar los audios, utilizan grabadoras portátiles de alta fidelidad que, además de poder cargar fácilmente con ellas, les permiten no llamar la atención o perturbar el ambiente que graban. “Viajar puede ser agotador a veces, pero en los instantes en que grabamos, tenemos que reducir la velocidad para garantizar que apreciamos nuestro entorno”, acota Jonah.

Y tanto ha gustado el proyecto de estos jóvenes que ya cuentan con más de 150 colaboradores de todas partes del mundo, quienes aportan audios y fotos a la web. “Algunos de ellos son nuestros amigos, otros los hemos conocido en los viajes que hemos hecho por el mundo y otros son completos extraños que han encontrado nuestro sitio y han querido colaborar.”

Pero Jesse y Jonah no son los únicos. En 2010, otro ingeniero de sonido y músico, un joven canadiense llamado Scott Riesterer, visitó Cuba como turista por diez días, en los que grabó cada lugar en que estuvo. Tres años después, los sonidos capturados se convirtieron en parte vital de un disco que Riesterer llamó Sonidos de Cuba, compuesto por nueve temas de pura música electrónica. En octubre de este año, el disco estuvo nominado en los independientes Premios de Música del Oeste de Canadá (Western Canadian Music Awards) en la categoría de Grabación Electrónica/Baile del Año (Electronic/Dance Recording of the Year).

"Nuestra guía nos advirtió acerca de algo llamado jineteros: Habaneros que se aprovechan de los turistas por pesos. La descompensación horaria parece hacer de uno un blanco fácil para sus esquemas y encanto. La grabación de esta canción fue tomada de una multitud de cubanos en la Plaza José Martí, justo enfrente del Hotel Plaza." dice Riesterer en su crónica.
“Nuestra guía nos advirtió acerca de algo llamado jineteros: Habaneros que se aprovechan de los turistas por pesos. La descompensación horaria parece hacer de uno un blanco fácil para sus esquemas y encanto. La grabación de esta canción fue tomada de una multitud de cubanos en la Plaza José Martí, justo enfrente del Hotel Plaza.” dice Riesterer en su crónica.
00:00
00:00

“Hice esta música en un esfuerzo por revivir y reestructurar no sólo las grabaciones, sino también los recuerdos del tiempo que estuve allí, con el fin de compartir este viaje con otros. Espero que puedan sentirse transportados a medida que escuchen y disfruten de estos Sonidos de Cuba”, cuenta Riesterer en su blog, donde incluye una extensa crónica de las peripecias de su viaje, acompañadas en cada momento por la música que más tarde le inspiraron.

Cuba in, Cuba out…

Pero estas experiencias sonoras no son nuevas en el mundo. En la ciudad de Rosario, Argentina, un proyecto web llamado Sonidos de Rosario almacena registros acústicos desde el año 2002 “con el objeto de documentar la riqueza sonoro-cultural de la urbe y de preservarla para las generaciones futuras”.

En Estados Unidos, además, el Sound City Project, un “empeño personal creado por David Vale en colaboración con Rick van Mook y Caco Teixeira”, ofrece vistas panorámicas de diferentes lugares y ciudades norteamericanas unidas a sonidos 3D de alta calidad. El objetivo, según declaran sus autores, es que los usuarios puedan “seleccionar lugares en un mapa y tener una mejor idea de lo que significa realmente estar allí”. Buscan ofrecer las sensaciones de esos espacios grabados.

El proyecto de los hermanos Marks o el disco de música electrónica de Riesterer son apenas ligeros acercamientos a la riqueza acústica que posee Cuba.

Aunque a lo largo del país existan 96 emisoras de radio, solo 7 salen por Internet en audio real y la mayoría no tiene infraestructura o algún tipo de proyección hacia documentar el panorama “sonoro-cultural” cubano.

¿Cómo suena tu mundo?

Progreso Semanal, propone a partir de hoy…

Queremos recopilar sonidos que amamos, o que forman parte de nuestro mundo cotidiano, de la vida de cada día; sonidos que están en nuestro ambiente y a los que no solemos prestarle mucha atención, pero que identifican también lo que somos o dónde estamos. Convocamos a los cubanos de Cuba y de la ancha diáspora, y a los amigos de otros países también, para que compartan con nosotros la forma en que suena “su” mundo: pregones del mercado, una cafetera colando café, una cola de la guagua, el bullicio de una avenida, el silencio de una biblioteca…
Los sonidos crean imágenes fabulosas en nuestra mente y nos permiten viajar. Sonidos cubanos, sonidos del mundo…
Todo lo que hay que hacer es usar el móvil o cualquier otro dispositivo, encender la opción de “Grabar” y registrar así al menos 1 minuto de sonido natural. En 1 minuto cabe el mundo!! Deben enviarnos su minuto junto a una foto, o una imagen que deseen, y una brevísima descripción de lo que estamos oyendo -al menos el lugar y la situación.
Claro que una misma persona puede enviar más de una grabación. Serán bienvenid@s… Los recibiremos en progresohabana@gmail.com y los iremos publicando en nuestro sitio web http://www.progresosemanal.us
Un gran abrazo a tod@s.

Aquí les dejamos algunas muestras:

You need Flash Player.

 Sonidos órgano de la Catedral de La Habana Vieja

You need Flash Player.

 Sonidos martillos neumáticos en calle O´Reilly

You need Flash Player.

 Sonidos Calle Obispo

You need Flash Player.

 Sonidos frente al Capitolio

Progreso Semanal/ Weekly

Publicado el 08/12/2014 en Cultura, Sociedad y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: