Compañías norteamericanas claman por hacer negocios en nuevo mercado cubano


PepsiCo lo quiere. También Caterpillar y Marriott International. A las pocas horas de la histórica decisión del presidente Obama de reanudar totalmente las relaciones diplomáticas con Cuba, compañías en Estados Unidos ya estaban desarrollando estrategias para introducir sus productos y servicios a un mercado en el cual no han estado durante casi 50 años –si es que han estado.

“Cuba es un mercado potencial para los productos y servicios John Deere”, dijo por correo electrónico Ken Golden, un vocero de Deere & Company, un importante fabricante de equipos agrícolas y de la construcción con sede en Illinois.

Pero aunque puede que haya robustas oportunidades para algunas compañías, en especial las que venden productos o bienes que pudieran considerarse que amplían la propia producción de Cuba o ayudan a desarrollar sus recursos subutilizados, otras compañías pueden ser recibidas con frialdad.

“A una compañía como McDonald’s, el gobierno cubano va a preguntarle: ‘¿Cómo va ayudar a la economía de Cuba una compañía como McDonald’s que venga a vender hamburguesas?’ ”, dijo Kirby Jones, fundador de Alamar Associates, el cual desde 1974 ha asesorado a compañías de cómo hacer negocios en Cuba. “No va a ser como otras regiones donde se ve un McDonald’s en cada esquina”.

A pesar de haber estado Cuba largamente estancada y aislada de la economía global, las oportunidades potenciales de comercio funcionan en los dos sentidos. Mientras que algunos norteamericanos estarán ansiosos por la oportunidad de obtener los famosos habanos de Cuba de manera más fácil, el país también tiene una robusta industria biotecnológica que hace un número de vacunas que ahora no están disponibles en Estados Unidos. Otra gran coyuntura para la economía pudiera ser la minería, ya que Cuba tiene una de las más grandes reservas de níquel en el mundo.

Aunque compañías norteamericanas están ansiosas por establecer una cabeza de playa en el país, muchos esperan que antiguos hombres de negocios y líderes cubanos en las industrias ronera y azucarera encabecen la carga.

“El pueblo cubano está muy orgulloso de su historia, y los de la comunidad expatriada y los que han continuado viviendo en Cuba tratarán de regresar al escenario mundial de la mejor manera que puedan”, dijo Richard Harris, un vicepresidente de operaciones y desarrollo de productos para la compañía de viajes de lujo Abercrombie & Kent, que ha organizado viajes a la nación caribeña.

“Bacardí se desvinculó de Cuba, pero estoy seguro de que alguien debe estar pensando: ‘¿Cómo podremos restablecer la marca con su patrimonio?’ ”

Por primera vez en 54 años, Washington y La Habana fueron consideradas como la señal para que se reanudara el comercio, pero de hecho Estados Unidos ya es el cuarto exportador a Cuba, detrás de China, España y Brasil.

La Ley de Reforma de Sanciones al Comercio y Ampliación de la Exportación de 2000 permitió la venta a Cuba de productos no procesados de la agricultura y materias primas para la industria forestal por parte de productores norteamericanos, aunque con estrictas restricciones. Cuba tenía que pagar en efectivo por adelantado a los productores y los pagos tenían que ser canalizados a través de terceros (bancos) en otro país, de manera típica europeos.

El año pasado, Estados Unidos exportó a Cuba bienes por valor de $359 millones de dólares, en comparación con $711 millones en 2008, según estadísticas del gobierno norteamericano.
Las compañías norteamericanas a menudo luchan por competir. Tyson Foods y Pilgrim’s Pride han hecho un buen negocio vendiendo pollo congelado, pero la venta de granos por parte de Cargill y Archer Daniels Midland ha disminuido grandemente en años recientes, debido a que suministradores en otros países, como Brasil, ofrecieron productos más baratos o permitieron que sus artículos se pagaran a crédito.

“Este es un maravilloso primer paso, pero nos gustaría que se terminara el embargo”, dijo Devry Boughner Vorwerk, vicepresidente de asuntos corporativos de Cargill.

El Congreso tendría que actuar para eliminar totalmente el embargo.

Bajo los cambios en operaciones bancarias y comercio, compañías norteamericanas como Home Depot, Caterpillar y Deere pueden esperar ser recibidos con los brazos abiertos por el gobierno cubano, ya que serían considerados proveedores de artículos o bienes o servicios que apoyan el sector doméstico cubano.

Una interrogante mayor es acerca de compañías orientadas a la venta de bienes de consumo a los cubanos –sean hojuelas de maíz Frito-Lay o iPads Apple–, ya que la mayoría tienen disponibles ingresos muy limitados. Analistas y asesores dicen que es casi imposible establecer cabezas de playa a las compañías norteamericanas basadas en el modelo de franquicia, incluyendo a muchas cadenas de restaurantes del mundo, como McDonald’s, Subway o Dunkin’ Donuts.

En su lugar la mayor oportunidad para muchas compañías enfocadas en el consumo pudiera provenir de la venta a un número cada vez mayor de norteamericanos que se espera que visiten Cuba si se eliminan totalmente las restricciones a los viajes. Si eso sucede, la cifra anual de visitantes pudiera saltar desde un millón a cuatro millones, prácticamente de la noche a la mañana, dicen los analistas. Los visitantes norteamericanos supuestamente buscarían complacer sus hábitos de consumo con marcas bien conocidas como Coke, Pepsi y Bud Light.

Las compañías norteamericanas hoteleras, ausentes durante décadas, también están evaluando rápidamente las oportunidades en Cuba, pero los analistas advierten que ellas también enfrentarán algunas altas barreras.

Aunque el gobierno cubano puede dar la bienvenida a una marca de alto prestigio que busque establecer un resort de lujo –algo que atraiga a los grandes gastadores–, probablemente siga su actual camino de ofrecer tan solo contratos de administración a muchos de los hoteleros.

El gobierno de La Habana prefiere ser el propietario de los edificios y de la tierra misma. Ese es el acuerdo que la cadena española Meliá Hotels International ha hecho para sus propiedades de La Habana, dijeron dos consultantes.

Aún así, ejecutivos hoteleros norteamericanos dijeron que no estaban intimidados.

“Seguiremos las indicaciones del gobierno de EE.UU., pero esperamos abrir hoteles en Cuba, como han hecho ya compañías de otros países”, dijo por correo electrónico Arne M. Sorenson, presidente y ejecutivo en jefe de Marriott International.

Los que añoran un regreso a los tiempos de noches llenas de ron y de juegos de azar en lujosos entornos puede que tengan que esperar un poco. Hasta en las mejores circunstancias, un resort de lujo puede tardar una década entre planes y construcción. Cuba necesita con urgencia poner al día su obsoleta infraestructura y entrenar a gente para suministrar servicios de alto nivel a los grandes gastadores, dicen consultantes.

“Lo que se va a poder obtener es una experiencia de mercado medio de dos o tres estrellas de un hotel remodelado en La Habana que puede ser atractivo para alguien que viene de Nueva York o Charlotte y quiere experimentar y pensar que está en los días de Hemingway”, dijo Rick Newton, socio fundador de Resort Capital Partners, una firma asesora de inversiones en bienes raíces que se dedica a pequeñas propiedades de alto nivel en el Caribe.

“Pero para una verdadera experiencia de cinco estrellas que atraiga a los clientes de cinco estrellas que quieren servicio de cinco estrellas y ser atendidos por un personal de cinco estrellas”, dijo, “nos falta al menos una década”.

Traducción de Progreso Semanal.

(Tomado de The New York Times)

Publicado el 22/12/2014 en Economia, Política y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: