Ileana y el embarazo de Adriana


Ileana Ros-Lehtinen acaba de exigir explicaciones a Obama por la inseminación artificial de la esposa de Gerardo Hernández Nordelo.

Como ha sido notificado, una parte de ese proceso de maternidad tuvo lugar en un centro médico de Panamá.
Según la agencia noticiosa alemana DPA, Ileana formuló su reclamación a través de una carta  que firmó junto a su colega Bob Goodlatte.
De acuerdo a su punto de vista, Washington contribuyó a facilitar la llegada al mundo de la hija del Gerardo y  su esposa Adriana Pérez.

La criatura que tanto ha escandalizado a la congresista Ros-Lehtinen hoy existe y se llama Gema, (piedra preciosa).

La misiva enviada este domingo por Ileana y su colega al jefe de Prisiones, Charles Samuels,  subraya la “consternación e indignación” que sienten ambos republicanos  por lo sucedido.

Ella y su co-autor epistolar creen que el gobierno estadounidense  “recompensó” a Gerardo Hernández cuando le ayudó “a ser padre”.

Y esto, escribieron casi sollozando, a pesar de la condena que le impusieron en diciembre de 2001 a una doble cadena perpetua, mas 15 años.

De vuelta al presente, un cable de la DPA indicó este sábado que Ileana exige información al Departamento de Prisiones sobre “el costo del tratamiento de inseminación artificial” aplicado a Adriana Pérez, la esposa de Gerardo.

Va aún más lejos y pretende saber si está frente a una excepción o si esposas de otros presos tuvieron acceso a tratamientos similares.

DPA recuerda que Gerardo Hernández, a quien llama uno de los “Cinco cubanos”, fue detenido en 1998 en Estados Unidos.

Asimismo, que más recientemente cumplía su condena en una prisión de alta seguridad en California, donde no le autorizaban recibir visitas de su esposa.

Sin embargo, puntualiza, la administración Obama permitió al “espía”  donar esperma para su mujer, que vivía en Cuba.

Terminó escribiendo que las imágenes de Adriana Pérez mostrando un embarazo avanzado tras el arribo de su  esposo a La Habana en diciembre habían sorprendido a muchos.

Su hija, señaló la DPA, nació el pasado seis 6 de enero y, reiteró, se llama Gema.

La agencia alemana también hizo alusión a que el senador demócrata Patrick Joseph Leahy, fue uno de los que más abogó en Washington a favor de permitir esa inseminación.

En el lado contrario, una vez más está Ileana.

Ahora, con la inseminación artificial en el caso de Gerardo Hernández y Adriana Pérez, asoma en ella otra faceta.
Su burdo desprecio, incluso, a un bien tan noble como la maternidad, actitud que ni desde el cielo podrían indultarle.

La niña Gema está cumpliendo algo más de un mes de nacida, gracias, entre otras cosas, a que Ros-Lehtinen no pudo impedirlo.

Publicado el 16/02/2015 en Política, Sociedad y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: