“Busboys and Poets” y cómo viajar de EEUU a Cuba


De izquierda a derecha, James Earley, Robert Gild y Armando García en "Busboys and Poets", este lunes.

 Por Rosa Miriam Elizalde.

Busboys and Poets (“Ayudantes de camareros y Poetas”) es una especie de ventanilla única para la gente progresista de Washington DC. En esta cadena de centros comunitarios, una persona de izquierda puede encontrar todo lo que busca para la buena literatura y la animada tertulia: los mejores libros de política y arte, un espacio para el debates, cafetería, bar y wifi gratuito.

El micrófono de la sala de conferencias del Busboys and Poets, de la 5ta Avenida y la calle K, de la capital de Estados Unidos, estuvo abierto este lunes a un panel sobre los viajes de los estadounidenses a Cuba, en el que participaron Armando García y Bob Guild, presidente y vicepresidente -respectivamente- de la compañía de viajes a la Isla, Marazul. El moderador del encuentro fue James Early, director de Estudios Culturales y Comunicación del complejo de museos Smithsonian.

Los escasos asistentes del inicio fueron aumentando a medida que avanzaba la noche. Ninguno había estado en Cuba, pero todos tenían curiosidad y las preguntas cayeron en oleadas. Una muchacha pelirroja atendía diligente las mesas, y a cada rato se quedaba de pie junto a una mesa, con la bandeja en el aire, escuchando fascinada la conversación.

Los norteamericanos quieren viajar a Cuba

En la segunda quincena de enero de 2014, Marazul recibió 30 solicitudes de viajes en grupo. Durante ese mismo período en el 2015, tras el anuncio de las nuevas medidas del gobierno de EEUU para Cuba, la compañía tuvo 1 300 solicitudes de grupos de estadounidenses que desean visitar la isla, publica esta semana la revista Newsweek. Marazul ha tenido que desestimular a los viajeros e invitarlos a que reserven para abril o mayo: “Cuba ya está llena; sus hoteles están desbordados”.

Los acuerdos sobre servicios aéreos entre los dos países se remontan a 1953. Pero hasta enero pasado, los EEUU habían limitado dramáticamente las licencias especiales a empresas que operan vuelos no regulares. Ahora hay doce categorías de licencias generales según las cuales los norteamericanos pueden viajar a Cuba.

Bob Guild, que se ocupa de las operaciones de Marazul en New Jersey, recuerda que la administración Obama ha “flexibilizado” las categorías de viaje “con el objetivo de usar al pueblo norteamericano para decirle a los cubanos: “¡miren lo bueno que es nuestro sistema!’. Estoy en desacuerdo con esa idea. Los norteamericanos tenemos el derecho de ir a Cuba y hemos luchado por más de 60 años para poder viajar, y muchos por mantener su vínculos familiares. Algunos han muerto en esa lucha”.

Habló entonces de Carlos Muñiz Varela, un joven cubano emigrado que fue asesinado en 1979. Su crimen fue intentar abrir una agencia de viaje en Puerto Rico, cuyo destino era Cuba. “En nuestras oficinas han puesto bombas, y sin embargo, la mantuvimos, como se mantuvieron los Pastores por la Paz, desafiando el bloqueo”.

Fue enfático: “Los norteamericanos debemos defender el derecho de ir y visitar a Cuba, no con una licencia. Hay que pedirle al Congreso que acabe con todas las restricciones para viajar y que acabe con las licencias”.

Armando García (Mandy) reconoció que es más fácil ahora viajar a la Isla, “pero ha sido tras una lucha en Estados Unidos y en Cuba. Tuvimos que explicarle a los cubanos que los de aquí no éramos todos iguales”.

Mandy, nacido en la Isla, llegó de pequeño a Puerto Rico, pasó el Servicio Militar Obligatorio en EEUU y le tocó vivir la guerra de Vietnam. “El Ejército me hizo hacerme una pregunta esencial: ¿Qué hago yo aquí, si ni siquiera hablo inglés? Mi mundo era el del independentismo puertorriqueño, mi país era Cuba, me sentía progresista, pero para Cuba todos éramos lo mismo, aunque muchos, como yo, se los llevaron siendo niños. Se dio la batalla y comenzamos a entendernos mejor. Fui a Cuba con la Brigada Antonio Maceo, y se empezaron a abrir los puentes.”

Con Carter comenzaron los viajes a la Isla. En 1979 más de 100 000 cubanos regresaron a su país, la mayoría de Miami. “El costo del pasaje era enorme, pero la necesidad de la reunificación familiar era todavía más grande”, y añadió Mandy: “Bush impuso nuevas restricciones en el 2004 y redefinió el concepto de familia. Los cubanos no teníamos derecho a visitar ni a los primos ni a los tíos. Solo a los padres, hijos y esposos, pero una vez cada tres años. Por suerte, esa crueldad terminó.”

¿Qué quisiera Cuba de los norteamericanos que viajen a la Isla?, preguntó una mujer a los panelistas. “Sería bueno que vayan a Cuba, y cuando regresen cuenten lo que vieron”, sugirió Bob. James Earley apeló a las palabras de la diplomática cubana Josefina Vidal, quien el viernes pasado encabezó la delegación de su país a las conversaciones en Washington para el restablecimiento de las relaciones entre ambos gobiernos: “Cuba solo quiere una cosa de EEUU: respeto”.

BusboysandPoetsBusboys and Poets tiene seis dependencias en Washington DC. La más reciente, abierta en Takoma Park, posee un mural dedicado a Cuba. Esta cadena comunitaria, iniciada en el 2005 y creada por el artista de origen iraquí Andy Shallal, ha dedicado a la Isla la semana del 28 de febrero al 7 de marzo.

Por http://www.cubadebate.cu/

Publicado el 03/03/2015 en Cultura, Política, Sociedad y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: