Cine cubano otra vez en la Gran Manzana


Con la proyección del filme Boccaccerías habaneras, de Arturo Sotto, quedó inaugurado el jueves pasado la décimosexta edición  del Havana Film Festival New York  en el Directors Guild of America Theater.

Con una selección de casi cincuenta filmes y un homenaje a la figura de Gabriel García Márquez se celebra esta edición que se extenderá hasta el próximo viernes 17, día en que se entregan los galardones a los mejores materiales fílmicos en competencia de y sobre Latinoamérica.

Este evento, como cada año desde su fundación, es un proyecto del American Friends of the Ludwig Foundation of Cuba que presiden Carole y Alex Rosenberg y se desarrolla en diversos espacios culturales en Manhattan, Queens y el Bronx, aunque su sede principal es el Quad Cinema.

Con curaduría de Luciano Castillo, director de la Cinemateca de Cuba el Festival se incluye en su programa oficial una retrospectiva de once cintas cubanas con una fuerte presencia musical en sus contenidos, de estilos y tendencias alegóricas a la danza y los bailes populares con la intención de rescatar genuinos valores del acervo sonoro de la Isla. Varios de estos filmes constituyen estrenos absolutos en las salas de Estados Unidos. Algunos han sido restaurados y se les ha incluido subtítulos especialmente para la ocasión.

Esta retrospectiva conmemora el medio siglo de presencia musical en el cine cubano y  para rendir mayor homenaje comenzó con la proyección del filme de Rogelio París, Nosotros la música de 1964, icónico material pionero de la temática musical en el audiovisual cubano.

Otros documentales como Las manos y del ángel, de Esteban Insausti, sobre su suegro, el legendario jazzista Emiliano Salvador fallecido en 1992, Celeste Mendoza y Las D Aida, ambos del desaparecido director José Limeres sobre las aclamadas intérpretes símbolos de toda una época y precursoras en sus respectivos estilos se incluyen en la muestra. Otros títulos que figuran en la selección que podrá apreciarse en King Juan Carlos I of Spain Center, desde hoy martes 14 son Y tenemos sabor, de Sara Gómez y Con todo mi amor, Rita, de Rebeca Chávez.

Sobre otra de las imprescindibles voces del repertorio musical cubano de todos los tiempos, aunque  fuera de este ciclo alegórico a la música y a su medio siglo de significativa presencia en el cine revolucionario, se presentó Omara: Cuba, de Lester Hamlet, sobre la diva del Buena Vista Social Club, transitando desde su infancia hasta nuestros días, en que aún continúa cantando con las mismas ganas del primer día, según declarara en el propio documental.

Al festival neoyorkino, llegan además de las recientes producciones cubanas, filmes de México, Estados Unidos, Colombia, Chile, Brasil, Nicaragua, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay, Venezuela  y Argentina.

Por el premio Havana Star, máxima distinción del evento, compiten dieciocho largometrajes en las categorías de mejor película, mejor director, mejor guión y mejor documental.

En ficción sobresalen debido a sus anteriores lauros La Pared de las palabras de Fernando Pérez, Venecia, de Kiki Álvarez  y Vestido de Novia de Marilyn Solaya; además de la argentina Refugiado del director, de Diego Lerman y Los bañistas, del mexicano Maximiliano Zunino.

Por su parte el cine documental se encuentra bien  representado y su certamen también estará muy reñido. Se incluyen  Un asunto de Tierras, de la colombiana Patricia Ayala, Otra Isla, de Heidi Hassan de Cuba y El silencio de las moscas, del venezolano Eliezer Arias, entre otros tantos títulos.

Uno de los momentos más emotivos del evento  será la proyección del documental Gabriel García Márquez, el cinéfilo, un homenaje al prestigioso escritor, quien fuera un apasionado del séptimo arte grande y dedicara parte de su vida a fomentar el cine en la región. Para recordar esa faceta de su vida y obra que le llevó a crear la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano, se exhibirán filmes como La langosta azul, Cartas del parque y No hay ladrones en esta villa, en las que de una manera  u otra el Nobel de Literatura estuvo involucrado.

El día de los premios: la esperada clausura fílmica estará a cargo del filme mexicano Gloria, dirigida por Christian Keller y basada en la vida de la cantante Gloria Trevi.

Desde su fundación en 1999 el Havana Film Festival New York o Festival Latino de Nueva York, como también se le conoce, ha pretendido ser un espacio de diálogo e intercambio entre público y realizadores de las llamadas dos orillas. En esta ocasión viajaron varios realizadores cubanos con sus obras que siempre son muy esperadas y satisfactoriamente acogidas por el público de la cosmopolita ciudad, siempre tan ávido de buen arte. Esta edición del festival tiene una especial connotación debido al restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones, diálogo necesario para la difusión del arte y el intercambio cultural entre las llamadas dos orillas.

Tomado de Oncuba

Publicado el 15/04/2015 en cine, Cultura y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: