Fútbol de EE.UU. espera “una larga y productiva relación” con Cuba


Por Miguel Hernández.

Para que el estadio Pedro Marrero de La Habana “se desborde” como aspira la delegación del Cosmos de  Nueva York de cara al partido del 2 de junio, deseo que comparte la afición balompédica cubana, los medios de comunicación cubanos tendrán que redoblar su campaña de convocatoria desde este lunes.

La televisión nacional, por ejemplo, podría buscar un espacio para mostrar partidos del más famoso club de balompié de los Estados Unidos que alguna vez tuvo en su plantilla a figuras como Pelé, Franz Beckenbauer, Carlos Alberto Torres, Claudio Chinaglia, y Johan Neeskens.

El Cosmos llegará a La Habana el próximo sábado 30 en medio de una breve parada de la temporada primaveral 2015 de la Liga Norteamericana  de Fútbol (NASL), con otra leyenda de las canchas, el español Rául, para protagonizar  el  primer encuentro -con tinte amistoso-  de un representante de  una liga deportiva profesional de Estados Unidos con la nación antillana luego del anuncio del restablecimiento de relaciones diplomáticas hecho por los presidentes Barack Obama y Raúl Castro el pasado 17 de diciembre.

Bill Peterson
Bill Peterson

En entrevista exclusiva para OnCuba, el señor Bill Peterson, Comisionado de la NASL, expresó “estar muy entusiasmado con la oportunidad de que uno de nuestros equipos regrese a Cuba. Pensamos en este partido como comienzo para construir una relación deportiva con la comunidad del fútbol cubano”.

La última vez que un club del fútbol profesional de EE.UU. estuvo en Cuba fue en marzo de 1978 con el ya extinto Chicago Sting (Aguijón de Chicago) superado 2-0 por los cubanos. Dos meses después los caribeños reciprocaron la visita a la Ciudad de los Vientos (1-1) luego de pasar por Los Angeles y caer 1-0 ante el Galaxy en otro amistoso. El Sting se convirtió entonces  en el primer “once” del Tío Sam en jugar en Cuba desde el Campeonato NAFC (North American Football Confederation) en 1947.

Expertos isleños consultados por OnCuba recuerdan el valor de estos fogueos de hace 37 años que conducirían a los discípulos de Roberto Hernández, un año después, a la medalla de plata de los Juegos Panamericanos de San Juan Puerto Rico, con la mejor generación de futbolistas criollos en las últimas cinco décadas, que en 1976 habían logrado un espectacular empate a cero con Polonia -campeón olímpico y bronce en el Mundial del 74- tras la polémica anulación de un gol al delantero habanero Francisco Fariñas.

Bill Peterson reiteró que en la “nueva coyuntura” entre Estados Unidos y Cuba, el cercano juego “ya está ayudando en el desarrollo de las líneas principales de comunicación entre NASL y dirigentes del fútbol cubano” y confió en que “sea un punto de comienzo de una larga y productiva relación” entre ambas instituciones.

La NASL está considerada como la segunda liga más importante tras la  Major League Soccer (MLS) , y está establecida en Estados Unidos y Canadá, integrada por los clubes Atlanta Silverbacks, Carolina RailHawks, FC Edmonton, Fort Lauderdale Strikers, Indy Eleven, Jacksonville Armada FC, Minnesota United FC, New York Cosmos, Ottawa Fury FC, San Antonio Scorpions FC y Tampa Bay Rowdies. En 2016 aumentará la plantilla con el Miami FC.

Reclamada su opinión sobre el jugador cubano, el directivo estadounidense respondió: “es difícil para mí, en mi posición, comentar sobre esto, pero sé que nuestros entrenadores y personal de directores técnicos  tienen jugadores cubanos en alta estima”.

Aunque no con la frecuencia como sucede en el béisbol (donde además el número de fugas de beisbolistas hacia Estados Unidos es quince veces mayor que de futbolistas), algunos balompedistas cubanos han logrado destacarse en la última década en la Unión Americana como Maikel Galindo y Osvaldo Alonso que abandonaron sus delegaciones a las Copas Oro en 2005 en Seattle y en 2007 en Houston.

Para el Mundial de 2014 en Brasil, el alemán Jürgen Klinsmann director técnico de Estados Unidos, quiso convocar a Alonso a la selección de las barras y las estrellas pero la gestión de la federación norteamericana en busca del permiso de su contraparte cubana, según las normativas de la FIFA, resultó infructuosa.

La selección cubana aprovechará este encuentro con el Cosmos de preparación para la próxima Copa Oro en EE.UU. y las eliminatorias mundialistas de la CONCACAF y se prepara en dos sesiones de entrenamiento fuera de su tradicional “cuartel general” del Pedro Marrero, enfrentado a un reajuste urgente para mostrar la mejor imagen posible ante el inminente histórico encuentro, en medio de un momento crítico del fútbol nacional.

Publicado por Oncuba.

Publicado el 25/05/2015 en Deportes y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: