“Deshielo” Cuba-EE.UU. gana espacios también en el arte


El entusiasmo por el “deshielo” de Cuba y Estados Unidos ganó espacios en la tradicional Bienal de La Habana donde una obra ecológica “cruza” un gallo de Nueva York con gallinas, y habaneros patinan sobre “el hielo”.

El creador de la singular obra con la participación de las aves de corral es el artista belga Koen Vanmechelen, que participa en la XII Bienal de La Habana, a la cual asisten artistas de 40 países y se prolongará hasta el 22 de junio. Su “protagonista” es un gallo estadounidense llamado Marco Polo, rodeado de gallinas cubanas en un espacio del Museo Felipe Poey de la Universidad de La Habana.

Además de mostrar una inusual visión del arte, Vanmechelen afirmó a la prensa que su experiencia refleja su preocupación por proteger la naturaleza y busca lograr ejemplares que sean más resistentes a las condiciones del clima en la isla tropical.

Jorge Fernández, director de la Bienal, agradeció la presencia del belga, que basa sus trabajos en la ecología y la protección del medio ambiente. “El cruzar el gallo procedente de Nueva York con los ejemplares cubanos, de seguro obtendrá una raza más enriquecida”, expuso a la agencia nacional cubana AIN.

El domingo, bajo un intenso calor ambiental, Roger, un niño de 13 años de edad, trató por primera vez en su vida patinar sobre una pista “de hielo” que en realidad no está hecha de agua congelada sino de un material que permite el mismo efecto al deslizarse sobre ella con patines. “Logré un tremendo impulso, pero me caí una pila (mucha cantidad) de veces”, dijo el niño a ANSA. La mayor parte del público que rodeaba “la pista” lo hacía por curiosidad, dudando si aceptar un par de los 200 patines que trajo a La Habana el estadounidense Duke Riley.

Si ambas presentaciones causaron buen humor entre los espectadores, otro espectáculo organizado por artistas de los dos países y titulado The light in Cuban eyes (La luz en los ojos cubanos) atrajo fuertes aplausos al mezclar la música, la danza contemporánea y el ballet con diseños de juegos de luces en el Teatro Martí, uno de los más antiguos y emblemáticos de La Habana.

El “show” fue propuesto por la estadounidense Madeleine Plonsker, quien se ha declarado como una admiradora del arte en Cuba. La presentación incluyó actuaciones del pianista cubano Frank Fernández como compositor, el coreógrafo Pedro Ruiz, de Estados Unidos, y bailarines cubanos de la Escuela Nacional de Ballet Fernando Alonso y de la compañía contemporánea Endedans.

Es la primera vez en décadas que “los americanos” asisten de manera numerosa, y un tanto desenfadada, a esta Bienal anual, aunque el sector cultural de ambos países, con más o menos dificultades, han mantenido un “intercambio” de artistas a veces a espaldas de Washington. El proceso “de normalización” que divulgaron los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama y de Cuba, Raúl Castro, el 17 de diciembre pasado incrementó invitaciones y visitas bilaterales.

Este fin de semana, el “deshielo” continuó además con una visita política, en planos muy discretos, a la ciudad, de senadores y congresistas demócratas de Washington que programaron reuniones con funcionarios del gobierno, empresarios de la isla y con los organizadores de la Bienal de La Habana.

Tomado de CubaSI

Publicado el 26/05/2015 en Cultura y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: