Autos clásicos de Florida a La Habana


alt

Entre Estados Unidos y Cuba existe un vínculo histórico relacionado con el mundo del motor, que viene desde la entrada de los primeros automóviles y que es imposible negar.

Como parte del vínculo histórico que existe entre los clubes de automovilismo de Cuba y Estados Unidos y en el contexto del actual proceso de acercamiento entre ambas naciones, recientemente el proyecto cultural Amigos de Fangio, uno de los que agrupa en la isla a los amantes del motor, fue invitado a presenciar un evento expositivo en el aeropuerto de Kendall-Tamiami, en el estado norteamericano de La Florida, donde estuvieron presentes muchos de estos autos clásicos y patrimoniales.

La relación de los clubes a ambos lados del estrecho se remonta a la entrada de los primeros automóviles y es imposible negarla si valoramos la cantidad de autos clásicos e históricos y su estado en ambas naciones.

alt

alt

alt

alt

alt

alt

En la exposición pudieron apreciarse los autos marca Chevrolet 1955 a 1957, como buenos ejemplos de la preservación y excelentes condiciones del estado técnico, dadas por el arraigo de los propietarios, la disponibilidad de componentes, el recambio y la inventiva de sus propietarios.

También resultó significativa la exhibición de un auto pilotado por una mujer y que forma parte de una curiosa flotilla: la Kaiser-Frazer una marca de escasa presencia mundial, y que constituye una producción que enfrentó en alguna medida a los grandes del sector: General Motors, Ford y Chrysler al igual que a otros fabricantes menos demandados por el mercado como fueron Nash, Hudson, Studebaker, Packard, entre otros.

Después de la segunda guerra mundial, se produce un boom productivo en Estados Unidos lo que favorece que los empresarios Henry J. Kaiser y Joseph W. Frazer fundaran en julio de 1945 la “Kaiser-Frazer Corporation”.

La “Kaiser-Frazer Corporation” se mantuvo produciendo desde 1947 hasta el año 1955. El modelo Carolina que traemos en la portada se produjo solamente en 1953. De él se fabricaron un total de 1100 unidades y solo 17 de estos autos existen hoy en día en el mundo. Greg y Cindy Endres, residentes en Homestead, Florida, son los dueños del ejemplar exhibido.

Las fotos muestran otros modelos también significativos que por su relevancia y estado técnico constituyen patrimonios.

Los vínculos históricos que se han mantenido vivos en el tiempo entre pilotos, historiadores y aficionados al Automovilismo se podrían ver relanzados con los pasos hacia una normalización de relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

 Con anterioridad, varios representantes de los clubes de automovilismo de Estados Unidos han viajado a isla para participar en el rally anual de autos clásicos que convoca cada verano el Club A lo cubano.

Publicado el 19/06/2015 en Cuba, EEUU y etiquetado en , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: