Arturo López Levy: En relación EU-Cuba, “la normalidad es un destino y la normalización es un proceso”


Foto de CAFE ( Cuban Americans For Engagement ).

El proceso de restablecimiento de relaciones entre Estados Unidos y Cuba “empieza ahora, se ha institucionalizado, la normarmalidad es un destino y la normalización es un proceso. Lo que se ha hecho es crear las bases institucionales para que ese proceso fluya”, señaló el académico Arturo López Levy.

En entrevista para Aristegui CNN, dijo que “para entenderlo bien hay que ubicar la relación de Cuba y Estados Unidos, en una relación difícil y asimétrica entre un gran poder y un país revolucionario en su vecindad”.

“Como resultado del conflicto, hay un problema, por una parte para que Estados Unidos reconozca la soberanía cubana y se dé un tratamiento en ese sentido respetuoso. Del otro lado, los países revolucionarios en su proyección a nivel internacional muchas veces toman una actitud, algunos la llaman internacionalista, otros intervencionista, de reto a la jerarquía de los grandes poderes internacionales”.

Ello “generó una dinámica de conflicto en la cual se transita con la apertura de las embajadas hacia una normalización. Generalmente estas normalizaciones requieren un reconocimiento de soberanía por parte del gran poder hacia el poder más pequeño y también una especie de deferencia hacia la jerarquía de gran poder”, aseveró.

“Una de las cosas que empieza a ocurrir, que tiene que ver con la apertura de las embajadas, es que desde el 17 de diciembre ya ha empezado un proceso de inicio de diálogo importante en multiples temas, de la posibilidad de enfrentamiento mutuo, que incluye a México sobre derrames en el Golfo, la posibilidad de comercio con el sector no estatal cubano, aumento de las licencias para viajara a Cuba… y la discusión en derechos humanos”.

Lo que veo -agregó- es que hay la posibilidad de discutir y conversar sobre temas que dividen, diferencias, levantar un trabajo conjunto en temas comunes, que incluye la cooperación en salud a raíz de la crisis del ébola.

En temas como derechos humanos, “discutirlos, no permitir que las diferencias en derechos humanos se convierta en un obstáculo al diálogo, sino que los incluya y que haya una conversación franca”, destacó le profesor.

Agregó que “se ha ido construyendo una especie de confianza táctica, es difícil hablar de una confianza estratégica entre adversarios que han tenido relaciones difíciles por tanto tiempo. Pero esa confianza táctica puede ayudar a que el gobierno de Cuba coopere y el gobierno norteamericano desde la rama ejecutiva tome medidas que relajen y vayan abriendo la situación con el embargo y de esa manera se empiece a cambiar el balance de fuerzas”.

Si el presidente Barack Obama en septiembre saca a Cuba de la categoría de países enemigos “se pueden abrir las puertas de las cortes norteamericanas a cuestionamientos a la autoridad congrecional para restringir el derecho constituvional de los estadounidenses para viajar a donde quieran”.

“El reto mayor que tiene el mejoramiento de las relaciones está en un sector de políticos norteamericanos que no ven con simpatía el proceso, porque desmonta la idea de un cambio de régimen a través de la coacción contra Cuba”.

Tienen “fuerza en el Congreso, pero una dinámica de relaciones puede ir alterando eso a través de la creación de temas y grupos que defiendan el mejoramiento de las relaciones”, recalcó.

Publicado el 22/07/2015 en Cuba, EEUU, Política y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: