Medicina cubana llama la atención en Estados Unidos


A medida que mejoran las relaciones con Cuba, muchos en Tampa esperan un mejor acceso a un producto de exportación que la nación insular ha hecho famoso –los habanos. Pero hay mucho más en juego con otro producto desarrollado en Cuba –un tratamiento para el cáncer de pulmón, la enfermedad que más comúnmente provoca el consumo de tabaco.

El Centro e Instituto de Investigaciones de Cáncer H. Lee Moffitt, de Tampa, es una de las instituciones norteamericanas que ha expresado interés en el medicamento cubano Cimavax, y recientemente envió a representantes a la nación isleña.

Además, se dice que un centro médico no identificado de Tampa está interesado en traer a médicos cubanos. Y sobrevivientes de cáncer de Tampa y sus familiares están viajando a Cuba para aprender más de sus contrapartes allí.

“A medida que las puertas se abren más entre nuestros países, habrá otros beneficios médicos”, dijo Candace Johnson, directora general del Instituto del Cáncer Roswell Park en Buffalo, Nueva York, que está tratando de obtener aprobación de la FDA para realizar un ensayo clínico con Cima Vax.

Las evaluaciones podrían comenzar en un plazo de seis meses. En los próximos años, Roswell pudiera hacer pruebas con otros productos farmacéuticos cubanos.

“Soy optimista de que un campo como el de la salud pueda abrir la vía para relaciones positivas reales entre estos dos países”, dijo Gail Reed, fundadora de la organización no lucrativa de Cooperación de Educación Médica con Cuba (MEDICC), con sede en Oakland, California.

Puede parecer improbable que una nación aislada durante décadas por el embargo de Estados Unidos, un país de viejos autos y desmoronantes ruinas en la mente de muchos norteamericanos, pueda haber triunfado en un codiciado avance médico. El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer en EE.UU., según el Instituto Nacional del Cáncer, y las mujeres están muriendo de la enfermedad en número creciente, a pesar de la disminución en el consumo de cigarrillos.

Pero en Cuba, el campo de la medicina desmiente esa imagen de Tercer Mundo.

Naciones Unidas informa que la tasa de mortalidad infantil en Cuba es menor de cinco muertes por cada 1 000 nacidos vivos, en comparación con seis en EE.UU. Los cubanos también tienen la misma esperanza de vida que los norteamericanos –79 años, según el informe de la ONU.

Es más, Cuba entrena casi siete médicos por cada 1 000 habitantes, en comparación con poco menos de tres en EE.UU., reporta la Organización Mundial de la Salud.

Esos profesionales de la medicina se han convertido en uno de las más buscadas exportaciones de Cuba. El gobierno cubano dice que ha enviado a cerca de 40 000 trabajadores de la salud a trabajar temporalmente en 77 países –más recientemente, a ayudar a tratar pacientes con el virus del ébola en África occidental –y generó $8 mil millones al año en divisas.

ttt-medicc-cuba3

Uno de los mayores socios de Cuba en la atención médica es Venezuela, que a cambio suministra petróleo que la Isla mucho necesita.

Traer a médicos cubanos a la Florida para que estudien y ejerzan de forma temporal fue objeto de una reciente reunión en un centro médico de Tampa, dijo Jonathan Edelheit, director general de la organización no lucrativa Asociación de Turismo Médico, en Palm Beach Gardens, que aboga por opciones internacionales de atención médica.

“No puedo decir más en este momento”, dijo Edelheit al Tribune. “Pero había algunas partes interesadas del gobierno de Tampa en las reuniones”.

Representantes del Instituto y Centro del Cáncer Moffitt tomaron parte en mayo en un viaje a Cuba junto a la Cámara de Comercio de la Gran Tampa y recorrieron su Instituto Nacional de Oncología y Radiología en La Habana.

David de La Parte, vicepresidente de Moffitt, tenía poco que decir acerca de las perspectivas de trabajo con el instituto.

“De manera similar a Moffitt, el hospital de cáncer se centra en la atención al paciente, investigación y docencia”, dijo de La Parte en un correo electrónico. “Eso dio lugar a una discusión acerca de las oportunidades potenciales en el futuro en los ámbitos de formación, educación y colaboración. Esperamos continuar nuestras discusiones”.

Reed, que edita la revista médica MEDICC en La Habana, dijo que los centros médicos de Tampa tienen buenas razones para estudiar el sistema de salud de Cuba.

El país ha desarrollado sistemas de vacunación que se encuentran entre los mejores del mundo en desarrollo, dijo Reed, porque el gobierno comunista ha hecho de ello una prioridad financiera.

Cuba produjo una vacuna para la meningitis B en 1989, dijo, mientras que hubo que esperar hasta 2014 para que EE.UU. aprobara una.

Cuba también tiene una vacuna para la úlcera del pie diabético, que es la razón detrás de unas 80 000 amputaciones al año en EE.UU., dijo Reed.

En Cuba, la vacuna ha reducido las amputaciones en 70 por ciento de las amputaciones. Está disponible en 26 países, pero no en EE.UU. En la actualidad, Cuba se encuentra trabajando en una vacuna contra el cólera, dijo Reed.

Investigadores de EE.UU. esperan que el Cimavax de Cuba también pueda emplearse también como prevención contra el cáncer, dijo Johnson, director general del Roswell Park.

Cimavax actúa sobre una proteína que las células cancerosas atraen y utilizan para multiplicarse, dijo Johnson. La vacuna puede funcionar como inmunización para los pacientes con riesgo de cáncer.

“Cuba ha hecho un ensayo aleatorio con 4 000 pacientes con cáncer de pulmón en fase terminal”, dijo Reed. “La terapia habitual no funciona para ellos. Los que recibieron la vacuna una vez al mes por medio de una inyección en el brazo, vivieron el doble que los otros. Y su calidad de vida era buena. Algunos incluso regresaron al trabajo”.

La vacuna ha estado disponible para los cubanos desde 2011. Por medio de una delegación que viajó a Cuba, encabezada por el gobernador de Nueva York Andrew Cuomo, Roswell firmó un acuerdo con el Centro de Inmunología Molecular de La Habana para importar Cimavax a EE.UU.

Aún así, en muchos aspectos Cuba se parece a un país del Tercer Mundo cuando se trata de sistema de atención de salud de la nación.

Con su economía en dificultades, hay escasez de artículos de primera necesidad, tales como vendajes.

“Pueden hacerle un trasplante de corazón, pero pudiera tener que llevar sus propias sábanas al hospital”, dijo Reed.

Los suministros médicos son uno de los productos que ciudadanos norteamericanos pueden vender legalmente a Cuba.

Tampa, un centro para la fabricación de dispositivos médicos, puede sacar provecho de esta oportunidad, dijo Bob Rohrlack, presidente de la Cámara de Comercio, antes del viaje de su grupo a Cuba en mayo.

Cuba no compra mucho a la industria del cuidado de salud de Estados Unidos –solo $7,5 millones desde 2003, dijo John Kavulich, presidente del Concejo Económico y Comercial Estados Unidos-Cuba, con sede en Nueva York.

Hay una serie de razones para esto, dijo.

Algunas empresas norteamericanas no quieren pasar por el proceso de obtención de licencias del Departamento de Comercio, por ejemplo. Y Cuba paga a regañadientes en efectivo –la única forma en que muchas empresas norteamericanas están autorizadas ahora para hacer negocios allí.

El gobierno cubano considera que la compra de productos médicos norteamericanos sería una señal de aceptación de estas restricciones comerciales de Estados Unidos.

Es más, muchos productos médicos norteamericanos simplemente cuestan más que los de otras naciones, dijo Kavulich. “Sin embargo, sus puertas siempre han estado abiertas sin ningún problema a las donaciones””, dijo. “En lo que va de año, productos donados por EE.UU. exceden la cantidad de $1,8 millones”.

porttampa

Alberto Jones, de Palm Coast, en el condado de Flagler, se encuentra entre los que hacen las donaciones, recolectando y entregando bienes provenientes de personas en el área de Tampa que están trabajando para mejorar las relaciones con Cuba.

A la esposa de Jones le diagnosticaron cáncer de mama en 2013 y fue tratada exitosamente en EE.UU.

Nacido en Guantánamo, Jones mantuvo informada a su familia en Cuba acerca del progreso de su esposa. Él se sorprendió al enterarse de que a pesar del excelente historial de la isla en el tratamiento del cáncer, los pacientes carecen de elementos que se toman por sentado en EE.UU. –cremas para la piel reseca, por ejemplo, o eslingas para linfedema, ambas dolencias provocadas por tratamientos. Sillas de ruedas y prótesis también son escasas.

Con el apoyo de donantes en Tampa, él y su esposa han recogido y entregado dicho material a Cuba.

En su primera visita a Guantánamo en 2013, Jones y su esposa encontraron mujeres esperando por ellos en colas que se extendían por todo el pueblo.

“Estados Unidos y Cuba tenemos algo que ofrecer uno al otro”, dijo Jones. “Tenemos que seguir construyendo puentes entre los dos. Sólo se traducirá en beneficios para los enfermos”.

Jones encabezará en octubre una delegación de sobrevivientes de cáncer, médicos y cuidadores a La Habana.

Llamado “Rosado a Rosado”, el grupo se reunirá con sus homólogos cubanos para continuar el empuje de Jones en pro de los esfuerzos de colaboración.

Entre los que irán se encuentra Rayshana Black, que recibió un título de la Universidad del Sur de Florida en 2010, y tres años después le diagnosticaron una leucemia.

Ahora, con 32 años, vive en Atlanta después de haber sido dada completamente de alta y fundó el grupo de apoyo Muchachas Negras Sobreviven al Cáncer, y espera con interés la reunión con organizaciones en Cuba para ver si aprende alguna lección de cómo ayudar a sobrevivientes.

También está interesada en aprender más acerca de cómo los centros cubanos de cáncer tratan a sus pacientes.

“En EE.UU. estamos un poco más centrados en la enfermedad que en el paciente”, dijo Black. “A veces nos olvidamos de que el paciente es un ser humano que trata de sobrevivir. Eso nos hace sentir como si fuéramos la enfermedad en lugar de una persona”.

Debido a que los médicos cubanos están formados para trabajar con pacientes de bajos ingresos en otros países, sin la parafernalia disponible en el sistema de salud norteamericano, se hace hincapié en el trato agradable hacia el paciente, dijo Reed.

“Dan a sus estudiantes más formación práctica en entornos comunitarios a partir de su educación médica de pregrado”, dijo Reed. “Desde el primer día hacen hincapié en que cada médico es también el maestro de su paciente”.

La Escuela Latinoamericana de Medicina de Cuba ha formado a más de 200 ciudadanos de Estados Unidos por medio de becas.

Cuba también pudiera abrirse al turismo de salud por parte de norteamericanos –turistas que visitan otro país para procedimientos de atención médica.

Se estima que 750 000 norteamericanos viajan todos los años al extranjero para realizar el turismo de salud, dijo Edelheit, de la Asociación de Turismo de Salud.

Entre los atractivos pueden estar precios asequibles y disponibilidad de procedimientos no aprobados aquí, como la terapia de células madre.

Hoy, Cuba es un destino ilegal para el turismo de salud desde EE.UU. A la Isla solo pueden viajar con propósitos educacionales, investigativos, humanitarios, familiares o deportivos.

Si a los ciudadanos norteamericanos se les permitiera someterse a procedimientos médicos en Cuba, dijo Edelheit, podría convertirse en una opción popular, en especial para personas en la cercana Florida, donde Tampa y Miami tienen vínculos ancestrales.

“Si un cubano puede beneficiarse de un medicamento de Estados Unidos, es maravilloso. Y si un norteamericano puede beneficiarse de un medicamento cubano, es maravilloso”, dijo Reed. “Las dos comunidades pueden ser un ejemplo de por qué debemos trabajar juntos”.

(Tomado de The Tampa Tribune)

Traducción de Germán Piniella para Progreso Semanal.

Publicado el 06/08/2015 en Avances científicos, Política y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: