Escapadas: visitar Cuba, una y otra vez


Durante 14 años, la autora residente en Mamaroneck ha visitado La Habana, Pinar del Río, Santa Clara, y todo tipo de lugares a lo largo del camino.

Quién: Kate Moody es una residente de hace años en Westchester que crió a su familia aquí y ha sido profesora en todos los niveles, desde preescolar hasta estudios de posgrado. Moody hizo un innovador trabajo en Nickelodeon a principios de la década de 1980 antes de convertirse en una estudiante de doctorado en el Teachers College de la Universidad de Columbia. Su trabajo acerca de la alfabetización mediática en las escuelas públicas de Mamaroneck ha sido galardonado por el Centro para la Alfabetización Mediática en Los Ángeles. Moody escribió Creciendo a base de  televisión (Times Books) y más tarde Los hijos de Telstar: Primeros experimentos en la producción de televisión escolar (Centro para la Comprensión de los Medios 2000) basado ​​en de 15 años de proyectos en las escuelas públicas de Mamaroneck. Actualmente vive en Mamaroneck con Muffy, su perro Golden Retriever.

Dónde: Cuba

Por qué fui: Empecé a viajar a Cuba en 2002,  cuando fui bajo la licencia de la Universidad de Texas. Desde entonces, he estado allí 14 veces. Durante esos años he visitado La Habana, Pinar del Río, Santa Clara, Remedios, Cayo Santa María y todo tipo de lugares en el camino. Mi atención se ha centrado en los sistemas de educación y, por tanto, he visitado escuelas desde nivel preescolar hasta la universidad, incluyendo las famosas Escuelas Nacionales de Arte, residencias de educación especial, la Universidad de La Habana, escuelas de danza, escuelas de medicina y hospitales.

La curiosidad que me llevó a Cuba surgió del hecho de que los cubanos superan a los estudiantes de la mayoría de otros países en materias académicas, así como en todas las artes. Me pareció que podría haber algunas cosas que aprender de su larga experiencia y compromiso inusual con la educación pública. Actualmente estoy escribiendo un libro acerca de lo que he aprendido de la educación en mis viajes.

Aunque yo no esperaba esto, ha sido un periodo de histórico cambio diplomático y cultural. Por coincidencia, yo estaba en La Habana el pasado 17 de diciembre, cuando el presidente Obama anunció la declaración de los dos países para restablecer las relaciones diplomáticas. A media mañana había mucha gente en las calles agitando banderas y celebrando felizmente.

Qué empacar: Acabo de regresar el 1 de agosto de Cuba, donde había una ola de calor tropical. Tuve la oportunidad de volar directamente desde JFK a La Habana en JetBlue (dos horas y 55 minutos), lo cual fue un viaje relativamente fácil. No recomendaría junio-agosto para los viajeros norteamericanos primerizos. Piensen siempre en llevar ropa de verano, además de buenos zapatos para caminar, artículos lavables y un SOMBRERO. A veces viajo tan solo con equipaje de mano.

Dónde alojarse: Me he alojado en hoteles de 5 estrellas, casas particulares (habitaciones en casas de alquiler), una vez dormí durante una noche de tormenta tropical en una choza de paja en las afueras de Santa Clara, pero donde  mejor lo he pasado fue alojándome con mi amiga cubana, Dora, y su perra Cachita, en su apartamento en el barrio del Vedado en La Habana.

Ella me ayuda con las traducciones y nos quedamos hasta tarde hablando de la historia de Cuba y el folclore. Últimamente, Airbnb está operando para reservar habitaciones en Cuba y está experimentando un buen negocio. En cuanto a los hoteles, El Nacional está lleno de historia, con vistas al Malecón y al Estrecho de la Florida; el Meliá Cohiba, más nuevo y con el mejor centro de negocio, incluyendo buenas conexiones de Internet, correo electrónico y teléfono; el Saratoga es elegante y pequeño, con verdadera elegancia. (Beyonce lo prefirió). Me he alojado en todos ellos. Recomiendo a los que visitan Cuba por primera vez que se unen a un viaje en grupo con el fin de incluir la mayor cantidad de sitios importantes como sea posible. Pronto el papa Francisco va a visitar Cuba y no habrá disponibles habitaciones en los hoteles en La Habana entre el 23 y el 25 ​​de septiembre.

Comer: Los hoteles más grandes tienen un abundante desayuno buffet con mango, papaya, unas 15 variedades de huevos para elegir y una cantidad peligrosa de panes caseros. La mayoría de los grupos de turistas tienen incluidas dos comidas diarias. Los “paladares” son restaurantes cooperativos, empresas públicas/privadas. Algunos son muy buenos. El Paladar La Guarida en La Habana es muy popular. Durante sus paseos, es posible que desee probar el clásico mojito, un trago de ron con hierbabuena (menta) o un clásico sándwich cubano de cerdo. Tal vez incluso un habano. Ahora es legal volver a casa con puros habanos. Los cubanos señalan con orgullo que el 85% de los alimentos producidos en su país son orgánicos.

Es bueno saberlo: Cuando usted decida viajar a Cuba, encontrará que la gente es muy acogedora y amable. En la actualidad hay banderas de Estados Unidos por todas partes. Pero, como advirtió un escritor de viajes, “Vaya ahora…

Foto de portada: Kate Moody.

(Tomado de The Journal News)

Publicado el 31/08/2015 en Sociedad y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: