Representante Barbara Lee: “Ya es hora de un cambio”


Barbara Lee 2

Por: / Progreso Semanal

La congresista Barbara Lee, demócrata por California, ha establecido una reputación de posiciones independientes y de principio. Elegida por primera vez en 1998, la representante Lee no ha tenido miedo de dedicarse a temas difíciles y decir lo que piensa. Como trabajadora social de profesión, defender a personas que se enfrentan a la burocracia federal ha sido una prioridad.

A través de los años ha representado agresivamente en su distrito y en todo EE.UU. las necesidades de las personas marginadas y vulnerables, abogando enérgicamente a favor de una amplia gama de problemas sociales y económicos.

La representante Lee fue uno de los pocos miembros del Congreso que viajaron con el secretario de Estado John Kerry a La Habana el 14 de agosto para izar la bandera sobre la embajada de Estados Unidos Ella fue lo suficientemente amable como para responder a este grupo de preguntas acerca del tema de Cuba.

Manuel Gómez: Usted ha apoyado el cambio en la política hacia Cuba? ¿Por qué?

Barbara Lee: Después de más de cinco décadas de política fracasada hacia nuestros vecinos cubanos, ya es hora de realizar un cambio. La prohibición de viajar y el embargo han fracasado. El pueblo norteamericano merece el derecho de viajar a Cuba y las empresas estadounidenses deben ser capaces de acceder a los mercados cubanos. Es hora de normalizar las relaciones con Cuba y aplaudo el audaz liderazgo del presidente Obama en su trabajo para poner fin a estas políticas fallidas.

MG: ¿Usted apoya la eliminación total del embargo por el Congreso (es decir, tanto la Ley Torricelli como la Helms-Burton)? ¿Exigiría usted condiciones a Cuba antes de eliminar esas legislaciones vigentes?

BL: Desde hace tiempo estoy pidiendo que se elimine el fallido embargo y me siento orgullosa de copatrocinar la Ley de Libre Comercio con Cuba (HR 403) para eliminar el fallido embargo. Yo también estoy orgullosa de haber copatrocinado la ley bipartidista de Libertad para Viajar a Cuba con el fin de eliminar la restrictiva prohibición que impide a los norteamericanos viajar libremente a Cuba.

MG: ¿Cree que es reversible el cambio en política del presidente? ¿Por qué o por qué no?

BL: El presidente Obama está trabajando con valentía para volver a dar forma a más de 50 años de fracasada política hacia Cuba. Es hora de que el Congreso se le una para hacer que estos cambios sean permanentes.

MG: ¿Qué cree que se debe hacer con los programas de democracia en Cuba que ahora existen bajo la USAID y otras agencias? ¿Continuarlos? ¿Descontinuarlos? ¿Cambiar su naturaleza? ¿Por qué?

BL: He criticado los programas clandestinos de promoción de la democracia y es hora de acabar con ellos. Estos programas encubiertos y contraproducentes terminan por socavar nuestro objetivo de construir una relación más cooperativa con el gobierno y el pueblo cubanos. Ahora que hemos restablecido las relaciones diplomáticas con Cuba, es imprescindible que usemos este diálogo para abordar las áreas de interés común para el pueblo norteamericano y el cubano.

MG: Al parecer Cuba tiene varios productos farmacéuticos que podrían ayudar a salvar o mejorar vidas norteamericanas (por ejemplo, las vacunas contra la meningitis y la hepatitis, el Heberprot-P para las úlceras diabéticas, y otros). ¿Apoyaría una acción ejecutiva que permita explícitamente que dichos medicamentos se prueben y se vendan en EE.UU.? ¿O cree que es necesaria también la acción legislativa para facilitar las pruebas y la comercialización potencial de estos medicamentos?

BL: Personalmente he visto de primera mano muchos de los avances médicos de Cuba. Es hora de que los pacientes y médicos norteamericanos tengan acceso a estos tratamientos altamente eficaces. En los casos que sea apropiado, el presidente debe actuar para garantizar las mejores opciones de tratamiento posibles para todos los norteamericanos, en especial teniendo en cuenta la resistencia y el obstruccionismo de algunos miembros del Congreso que quieren preservar más de 50 años de política fracasada.

MG: El gobierno cubano ha declarado en repetidas ocasiones que desea tener una relación entre iguales, y que no tiene intención de cambiar su sistema político, económico y social. ¿Qué opina de esto? ¿Puede haber una coexistencia pacífica con Cuba aunque existan profundas diferencias entre nuestros sistemas de gobierno, e incluso entre nuestros valores, o EE.UU., en su opinión, está obligado a tratar de cambiar el sistema político y económico de Cuba? Si es así, ¿por qué y cómo?

BL: Más de 50 años de políticas fallidas han demostrado que nuestro enfoque actual de Cuba no funciona. El futuro de EE.UU. y Cuba está entrelazado. Podemos y vamos a encontrar un camino hacia adelante por medio de la diplomacia respetuosa y el respeto mutuo.

Publicado el 12/09/2015 en Cuba, EEUU, Política y etiquetado en , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: