Solidaridad con la Isla en pleno Nueva York


Con carteles de bienvenida para el presidente Raúl, en español e inglés, ocuparon una de las aceras de la calle Lexington, frente de Misión Cubana ante la ONU.

Solidaridad con Cuba en Nueva York
Solidaridad con Cuba en Nueva York Foto: Geovani Fernandez

Cerca de las tres de la tarde un grupo de solidaridad se reunió en el frente de la Misión Cubana ante la ONU, allí donde se encuentra parte de la delegación de la Isla que asiste a los eventos auspiciados durante estos días por las Naciones Unidas.

Con carteles de bienvenida para el presidente Raúl, en español e inglés, ocuparon una de las aceras de la calle Lexington, en Nueva York. Desde allí se manifestaron a favor de la Revolución que han admirado siempre y exigieron el inmediato cese del bloqueo que pesa desde hace más de cinco décadas sobre el pueblo cubano.

En declaraciones a la prensa, recurrieron a frases como “la  Revolución también es de nosotros”, “Cuba es un ejemplo para el mundo”, “ustedes han pagado un precio alto por su dignidad”, “el bloqueo es una injusticia con un país que lo ha dado todo”, “luchamos porque se eliminen las restricciones de viaje y los estadounidenses conozcan a la verdadera Cuba”, “los cubanos son personas de honor”…

Se interrumpía por un momento la cotidianidad de los autos que pasan constantemente por Lexington o el caminar de tantos que celular en mano suben y bajan la avenida. Un cartel blanco de letras rojas con la frase ¡Welcome, Raúl! llamaba la atención. Era un gesto de solidaridad que se ha ido repitiendo, con más o menos contención, por estos días en la Gran Manzana.

Comenzaban así las emociones de una tarde que sorprendió. Para las seis estaba pactado otro encuentro, esta vez en uno de los salones de la sede de la Misión. Más de 180 personas conversaban, como compañeros que se reencuentran de año en año, de causa en causa, de tribuna en tribuna. De repente entró Raúl y los aplausos nacieron.

Eran amigos de Cuba, representantes de fuerzas de izquierda, también cubanos residentes en Estados Unidos. Querían abrazar, besar a Raúl, el hombre que ha seguido con las riendas de la Revolución que admiran. Entonces alguien gritó: ¡Compártanlo, compañeros! Y poco a poco se organizó la cola. Todos pudieron llegar hasta él.

Algunos traían fotos “añejas” en sus modernos celulares de cuando alguna vez estuvieron cerca de Fidel o del mismo Raúl. Se veían más jóvenes; han pasado los años, muchos años, pero ha quedado intacto el amor por una Isla que jamás estuvo sola. Otros le contaban alguna anécdota con el recuerdo de años que fueron bien difíciles. Hubo quien trajo un papel o un libro para que el presidente cubano les firmara. Todos, absolutamente todos, se felicitaban por la victoria del último diciembre, cuando la tenacidad de un pueblo se hizo triunfo

A Raúl se le veía esa noche feliz. A tantos kilómetros de casa, le nacía a Nueva York un inmenso amor por Cuba.

Foto: Geovani Fernandez
Foto: Geovani Fernandez
Foto: Geovani Fernandez
Foto: Geovani Fernandez
Foto: Geovani Fernandez

Tomado de Granma.

Publicado el 28/09/2015 en Política, Sociedad y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: