Archivo del sitio

Artículo de Fidel: “Luchar por la paz es el deber más sagrado de todos los seres humanos”

Tristemente, casi todas las religiones han tenido que lamentar el hecho destructor de las guerras y sus terribles consecuencias. A esas tareas han tenido que dedicar las mayores energías. La singular importancia del encuentro entre el Papa Francisco y Su Santidad Kirill, en La Habana, es que ha suscitado la esperanza de los pueblos del mundo.

La paz ha sido el sueño dorado de la humanidad y anhelo de los pueblos en cada momento de la historia. Miles de armas nucleares penden sobre las cabezas de la humanidad. Impedir la más brutal de las guerras que puede desatarse, ha sido sin duda el objetivo fundamental del esfuerzo de los líderes religiosos de las iglesias dirigidas por hombres como el Papa Francisco, Sumo Pontífice de la Iglesia Católica y Su Santidad Kirill, Patriarca de Moscú y de Toda Rusia.

Luchar por la paz es el deber más sagrado de todos los seres humanos, cualesquiera que sean sus religiones o país de nacimiento, el color de su piel, su edad adulta o su juventud.

Fidel Castro Ruz
Febrero 14 de 2016
10 y 18 p.m.

Visitó Su Santidad Kirill a Fidel

Tomado de: Juventud Rebelde

Su Santidad Kirill, Patriarca de Moscú y de Toda Rusia, realizó una visita de cortesía, en horas de la tarde de este sábado, al líder de la Revolución Cubana, Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Durante el encuentro Fidel tuvo palabras de reconocimiento hacia el Santísimo Patriarca Kirill por su importante contribución al fortalecimiento de la amistad entre los pueblos ruso y cubano y la difusión de los valores que los unen, e intercambiaron acerca de  temas de interés vinculados a la causa de los pobres, la lucha contra la discriminación, la preservación de la paz y la supervivencia humana.

También comentaron sobre el buen estado de las relaciones entre Rusia y Cuba, basadas en  profundos sentimientos y lazos de amistad. El encuentro transcurrió en un clima distendido, de respeto y coincidencia acerca de los diversos asuntos tratados.

 

El Papa Francisco y Fidel

Fidel y el Papa Francisco 1

Por: Daniela

Entre los momentos más significativos de la visita del Papa Francisco a Cuba estuvo el encuentro con el Comandante en Jefe Fidel Castro, quien recibiera en 1998 al Papa Juan Pablo II y en el 2012 se encontrara con el Sumo Pontífice Benedicto XVI.

Fue una cita familiar e íntima entre dos grandes personalidades de la historia. Risas de ambos lados, de seguro los 40 min que intercambiaron resultaron pocos para abordar temas tan importantes como la pobreza, la discriminación, el desempleo, la paz, el cambio climático y la supervivencia de la especie humana.

El Papa Francisco le obsequió a Fidel varios libros, y el Comandante le reciprocó con un ejemplar de la primera edición de “Fidel y la religión”, resultado de la entrevista concedida por el líder de la Revolución Cubana al teólogo brasileño Frei Betto.

Papa Francisco visitó Cuba ya es noticia, y su encuentro con Fidel, acaparó los titulares.

Visita de Cortesía del Papa Francisco al líder de la Revolución cubana Fidel Castro, 20 de septiembre de 2015. Foto: Alex Castro

Fidel y el Papa Francisco 2

“Cuba: el reto es mantener las conquistas sociales”

“Cuba: el reto es mantener las conquistas sociales”

Finalizando la importante visita del papa Francisco a Cuba, ad portas de su partida hacía Estados Unidos, El Espectador habló con el reconocido periodista norteamericano Jon Lee Anderson. El experto en asuntos latinoamericanos, biógrafo de Ernesto Che Guevara y quien está escribiendo un libro sobre Fidel Castro, nos da su visión sobre el impacto de la visita papal y los efectos de la misma en las relaciones entre la isla y el país del norte.

¿Por qué es tan importante la visita del papa Francisco a Cuba en esta coyuntura?

Entre otras cosas porque lo que hoy se huele es que el papa y los presidentes Raúl Castro y Barack Obama están congeniados en hacer una especie de lobby para terminar con el famoso embargo, que si bien el presidente Obama lo ha ido desencajando, todavía está en su plenitud, para zanjar de una vez por todas sus obstáculos y poder tener plenas relaciones entre los dos países.

¿Existe un significado de que el papa visite primero Cuba y después Washington?

Lo mismo se diría si fuera primero a Washington y después a Cuba. Esta visita es parte del esfuerzo que lleva a sanear las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

¿Por qué después de más de 50 años de la revolución cubana, es la Iglesia católica la que empieza a mediar por las relaciones entre Estados Unidos y Cuba?

Es algo que empezó a darse a finales de los 90, después de que vino el papa Juan Pablo II a Cuba. La iglesia y el presidente Fidel Castro pactaron una especie de apertura, una especie de acuerdo mutuo en donde se respetara la revolución. El Vaticano se pronunció entonces a favor de un cambio, de una transformación pacífica en Cuba y en contra de cualquier gesto violento por primera vez.

¿Desde ese entonces empezó la mediación de la Iglesia?

Mire, posterior a la visita del papa Juan Pablo II hubo los primeros murmullos de formación de partidos, no llegaban a llamarse partidos, pero empezaron a formarse grupos y líderes que uno decía: “Este es el futuro partido demócrata cristiano”, eso se terminó un poco cuando subió George Bush a la Casa Blanca y desde entonces hemos estado en una década de subidas y bajadas.

En cuanto a las relaciones económicas entre Estados Unidos y Cuba, ¿qué tanto depende de que sea un gobierno demócrata el que siga en el poder?

Yo no soy oráculo ni sé lo que piensa Barack Obama, pero lo que se puede deducir es que desde la óptica de Washington, sienten que con este acercamiento el efecto norteamericano será arrollador para Cuba. El reto realmente es para Cuba, no para Estados Unidos, de ¿cómo Cuba valora su integridad cultural? Y por otro lado, ¿cuán importante es la conservación del partido comunista y la forma en que ejercite el poder? Eso son retos para el futuro.

¿Qué tan preparada está Cuba para luchar contra esa emancipación cultural y económica que se viene sobre Estados Unidos?

Los cubanos de la calle dicen que están listos, pero cuando se habla con funcionarios, ellos están más preocupados porque se dan cuenta de que la realidad del Estado cubano es de un país chico. Un país bastante eficiente considerando su tamaño, con los líos que tiene cualquier estado, pero también a salvo de problemas que padecen otras naciones, como el narcotráfico, las pandillas, etc. Cuba todavía está muy a salvo.

¿Cuba todavía está a salvo de qué?

Si yo fuera funcionario cubano estaría muy preocupado por el futuro de la isla, por su excepcionalidad: ¿Cómo van a conservar la seguridad que tienen? En Cuba ha habido un trueque, hay privación de algunos derechos civiles y se han cambiado por una paz interna. Sería interesante hacer un debate en la región sobre qué es mejor, porque países como México y Honduras son democracias, pero ¿estarán mejor?

¿Entonces usted piensa que la democracia no es el mejor sistema político?

Estoy diciendo esto como una provocación a mis propios conciudadanos. A veces los momentos históricos son arrolladores y suceden las cosas de otra manera a como uno lo contempla. Yo sé que el partido comunista en Cuba no quiere abrirse del todo y perder el control político, teme lo que pude venir después.

¿Pero no sería bueno para Cuba que políticamente las cosas cambiaran?

No estoy a favor de un sistema u otro, pero yo sí conozco la región muy bien y me doy cuenta de que hay una gran diferencia entre Cuba y los demás. El hecho de que hayan logrado lo que hoy tienen, no ser un narcoestado, como muchos, es una virtud y los norteamericanos lo piensan así también.

¿No cree usted que todo conducirá en algún momento a que Cuba adopte un sistema democrático?

Hay que remover y debatir los esquemas con los que hemos estado mirando las cosas, sobre todo en esta coyuntura. Pero, por supuesto, yo creo que va a haber más presión de Cuba para democratizarse, eso es obvio.

¿Con la nueva realidad económica podrá resistir Cuba la influencia norteamericana en todos los aspectos?

Los norteamericanos van a ganar un espacio de operatividad en Cuba que habían perdido. Ganarán terreno a través del turismo, de la apertura de negocios e inversión. Cuando un país tiene inversionistas en otro, puede hablar un poco más allá. De hecho, Obama ha dicho que van a seguir insistiendo para que la sociedad civil tenga más libertad, eso es una espina para los cubanos, estamos ante un juego de ajedrez.

¿En Cuba podría suceder lo que pasó en China, donde el mercado permeó el país en todos sus aspectos, pero el poder político lo sigue manteniendo el partido?

Así es como quisieran los cubanos que sucediera, pero ni China opera en una burbuja completamente como lo ha estado Cuba en medio de un mundo globalizado. De momento, pareciera que los cubanos están empeñados en mejorar su nivel de vida económica, están menos hastiados porque pueden viajar libremente, antes no. Además de expresiones culturales que tienen un toque político. Lo que estoy viendo es una especie de apertura paulatina en algunos aspectos de la sociedad y muy veloz en otros.

¿Cuáles son esos cambios tangibles que sustentan transformaciones que el mundo prevé para Cuba?

Hace un año, en el escenario norteamericano se daba mucho palo a Cuba porque no se permitía el uso de internet y después se pudo ver a los chicos en las calles feliz usándolo. Los mismos cubanos nos sorprenden a veces con lo que están dispuestos a hacer, ya parecen haber zanjado esa preocupación. La globalización de todo a través de internet produce de todas maneras erupciones un poco inesperadas.

Sin embargo, los opositores no concuerdan en decir que eso sea suficiente para un cambio en términos políticos.

Estamos en una época en que Cuba va a cambiar porque Fidel ya no es presidente, su hermano Raúl se retirará pronto y por primera vez, a partir del próximo año, no habrá un Castro en el poder.

¿Quién podría ser?

Se supone que el vicepresidente, Miguel Díaz-Canel. Yo creo que el futuro próximo esta trazado: habrá mayor prosperidad y apertura en Cuba. Pero hay algunos avances que logró el Estado que tal vez se vean amenazados.

¿Cómo cuáles?

En la medida en que el Estado empiece a retroceder ante la posibilidad de una nueva economía y que la gente empiece a suplir sus propias demandas y exigencias, habrá gente que cae por la grieta, como los indigentes, los ancianos, los discapacitados. ¿Qué pasará con la gente que fue cobijada por el Estado cubano? Ese es el gran reto.

¿Cree usted que esas conquistas y prácticas sociales se acabarán por cuenta de las relaciones con Estados Unidos?

Es un tema muy importante en Cuba, entre la misma gente del partido comunista es toda una polémica. Pero hay mucha gente que piensa que es así. Hay que mirar los otros países comunistas en su tránsito al capitalismo para entender la preocupación.

¿Necesariamente el tránsito a una economía de mercado es un fracaso?

Rusia es un Estado mafioso, ¿quién está cuidando a los viejos o a los pobres? Es un Estado casi feudal, no hay un Estado de Derecho. Cuba es claramente diferente, hay gente que se preocupa mucho por no perder las prebendas sociales ante la inminente apertura hacia el mercado. Y con razón están preocupados, porque en el mundo en países capitalistas es una discusión constante entre izquierda y derecha.

En medio de este nuevo panorama de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, ¿cuál es el papel que juega Venezuela?

De momento Venezuela es como “el problema”, es un país en picada. No se tiene que tomar partido por Maduro o por la oposición. Es obvio para el mundo entero, incluyendo a los cubanos, que allá tienen un lío mayor.

A pesar de su cercanía ideológica y económica, ¿son los cubanos conscientes de la gravedad de la situación de Venezuela?

Yo no quisiera poner palabras en la boca de los cubanos, pero encuentro que los cubanos no están atrás en su análisis. Ellos sí están al tanto de lo que pasa en Venezuela en cuanto a la falta de orden, inseguridad, la picada en el precio del petróleo, el lío con Colombia, etc.

 

Alocución del Papa Francisco a su llegada a Cuba

Papa Francisco en Cuba

Señor Presidente,
Distinguidas Autoridades,
Hermanos en el Episcopado,
Señoras y señores:
 
Muchas gracias, Señor Presidente, por su acogida y sus atentas palabras de bienvenida en nombre del Gobierno y de todo el pueblo cubano. Mi saludo se dirige también a las autoridades y a los miembros del Cuerpo diplomático que han tenido la amabilidad de hacerse presentes en este acto.
 
Al Cardenal Jaime Ortega y Alamino, Arzobispo de La Habana, a Monseñor Dionisio Guillermo García Ibáñez, Arzobispo de Santiago de Cuba y Presidente de la Conferencia Episcopal, a los demás Obispos y a todo el pueblo cubano, les agradezco su fraterno recibimiento.
 
Gracias a todos los que se han esmerado para preparar esta visita pastoral. Quisiera pedirle a Usted, Señor Presidente, que transmita mis sentimientos de especial consideración y respeto a su hermano Fidel. A su vez, quisiera que mi saludo llegase especialmente a todas aquellas personas que, por diversos motivos, no podré encontrar y a todos los cubanos dispersos por el mundo.
 
Como el Presidente señaló, este año 2015 se celebra el 80 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas ininterrumpidas entre la República de Cuba y la Santa Sede. La Providencia me permite llegar hoy a esta querida Nación, siguiendo las huellas indelebles del camino abierto por los inolvidables viajes apostólicos que realizaron a esta Isla mi dos predecesores, san Juan Pablo II y Benedicto XVI. Sé que su recuerdo suscita gratitud y cariño en el pueblo y las autoridades de Cuba. Hoy renovamos estos lazos de cooperación y amistad para que la Iglesia siga acompañando y alentando al pueblo cubano en sus esperanzas y en sus preocupaciones, con libertad y con los medios necesarios para llevar el anuncio del Reino hasta las periferias existenciales de la sociedad. Lee el resto de esta entrada

Fidel junto a Maduro y Evo Morales celebró su 89 cumpleaños

fidel y maduro sorprenden a evo morales

El líder cubano Fidel Castro y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, sorprendieron este jueves al mandatario boliviano, Evo Morales, al visitarle en el hotel donde se hospeda en La Habana, informó la agencia estatal boliviana ABI.

Fidel y Maduro llegaron hasta el hotel La Laguna, donde se hospeda Evo, que llegó a Cuba de madrugada para celebrar los 89 años del líder histórico de la Revolución Cubana, señaló la fuente.

“Para Bolivia todo el cariño del mundo y mi admiración”, dijo Fidel, según la agencia ABI.

Evo tenía previsto visitar a Fidel en su casa, por lo que le sorprendió que el líder cubano fuera a buscarlo hasta su hotel. La presidencia de Palacio de La Paz también difundió fotografías a medios bolivianos del encuentro de los líderes políticos.

Lee el resto de esta entrada

La realidad y los sueños

La realidad y los sueños

Por: Fidel Castro

Escribir es una forma de ser útil si consideras que nuestra sufrida humanidad debe ser más y mejor educada ante la increíble ignorancia que nos envuelve a todos, con excepción de los investigadores que buscan en las ciencias una respuesta satisfactoria. Es una palabra que implica en pocas letras su infinito contenido.

Todos en nuestra juventud oímos hablar alguna vez de Einstein y, en especial, tras el estallido de las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki, que puso fin a la cruel guerra desatada entre Japón y Estados Unidos. Cuando aquellas bombas fueron lanzadas, después de la guerra desatada por el ataque a la base de Estados Unidos en  Pearl Harbor, ya el imperio japonés estaba vencido. Estados Unidos, el país cuyo territorio e industrias permanecieron ajenos a la guerra, pasó a ser el de mayor riqueza y mejor armado de la tierra, frente a un mundo destrozado, repleto de muertos, heridos y hambrientos. Juntos, la URSS y China habían perdido más de 50 millones de vidas, sumadas a una enorme destrucción material. Casi todo el oro del mundo fue a parar a las arcas de Estados Unidos. Hoy se calcula que la totalidad del oro como reserva monetaria de esa nación alcanza 8 mil 133,5 toneladas de dicho metal. A pesar de ello, haciendo trizas los compromisos suscritos en Bretton Woods, Estados Unidos, declaró unilateralmente que no harían honor al deber de respaldar la onza Troy con el valor en oro de su papel moneda. Lee el resto de esta entrada

La reapertura de las embajadas después de medio siglo

Por: Jesús Arboleya

A primera vista, parece sorprendente que el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos haya demorado casi 55 años.

Los jóvenes que vimos arrear las banderas en La Habana y Washington, nos hemos convertido en testigos excepcionales del pasado. Muchas cosas han cambiado en este tiempo, tantas, que sería imposible describirlas.

Sin embargo, la clave para comprender el fenómeno, sigue siendo una historia compartida que se remonta al origen de las dos naciones. Para bien y para mal, Cuba nunca ha sido indiferente a Estados Unidos, y generado pasiones, también buenas y malas, poco comunes en su relación con otros países.

La Revolución cubana transformó la visión de lo que se suponía fuese la Cuba que querían los norteamericanos, para convertirse en lo que más odiaban: “un país comunista”. La llegada masiva de inmigrantes cubanos, “huyendo de aquel régimen de terror”, completó una imagen satanizada, que alcanzó una dimensión concreta en la vida política doméstica del país, mediante el llamado lobby de la extrema derecha cubanoamericana.

Lee el resto de esta entrada

Incertidumbre e ilusión ante un nuevo tiempo

BanderaCuba-Usa

Por: Pastor Gato Cisneros

A seis meses en que los presidentes de Cuba y EEUU anunciaran el restablecimiento de relaciones diplomáticas, en el XXV aniversario de la caída del muro de Berlín y en el día de San Lázaro, aún coexisten incertidumbres e ilusiones para los cubanos de adentro y de afuera. Desde una perspectiva optimista, es uno de los diferendos más importantes que se hayan resuelto en los últimos años del siglo XX y XXI, junto al reciente acuerdo EEUU-Irán, y particularmente, para Latinoamérica, cierra las puertas de la Guerra Fría.

El augurio de «que Cuba se abra al mundo con todas sus magníficas posibilidades, y que el mundo se abra a Cuba» del pontífice Juan Pablo II, se cumplió gracias a la mediación de la autoridad moral del Papa Francisco, así como el llamado de las reiteradas votaciones de la inmensa mayoría de los países de todo el mundo en contra del bloqueo, indudablemente que todo coadyuvó a que se produjera este histórico encuentro que llevaba más de medio siglo.

La convivencia entre ambos países viene desde finales del siglo XVIII-XIX. Ya en 1809 el presidente Thomas Jefferson, le propuso a la Corona española comprar la isla y desde entonces no ha habido un momento en que ambos países no estuvieran imbricados en acontecimientos disímiles. Ante estas circunstancias, deberíamos preguntarnos, ¿este restablecimiento de relaciones diplomáticas con el enemigo histórico de la Revolución cubana mejorará la vida del arrostrado pueblo cubano? Si, a pesar de las amenazas líquidas y de inseguridad que presentan la ansiedad y el miedo, conocido como el estrés de riesgo, consecuencia de los discursos históricos de constantes enfrentamientos en el terreno militar, político y económico por los EE UU hacia Cuba, y de esta hacia el yanqui imperialista y que ha sido de profundo conocimiento y receptividad por el pueblo cubano. Lee el resto de esta entrada

Arturo López Levy: En relación EU-Cuba, “la normalidad es un destino y la normalización es un proceso”

Foto de CAFE ( Cuban Americans For Engagement ).

El proceso de restablecimiento de relaciones entre Estados Unidos y Cuba “empieza ahora, se ha institucionalizado, la normarmalidad es un destino y la normalización es un proceso. Lo que se ha hecho es crear las bases institucionales para que ese proceso fluya”, señaló el académico Arturo López Levy.

En entrevista para Aristegui CNN, dijo que “para entenderlo bien hay que ubicar la relación de Cuba y Estados Unidos, en una relación difícil y asimétrica entre un gran poder y un país revolucionario en su vecindad”.

“Como resultado del conflicto, hay un problema, por una parte para que Estados Unidos reconozca la soberanía cubana y se dé un tratamiento en ese sentido respetuoso. Del otro lado, los países revolucionarios en su proyección a nivel internacional muchas veces toman una actitud, algunos la llaman internacionalista, otros intervencionista, de reto a la jerarquía de los grandes poderes internacionales”. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: