Apoyo al restablecimiento de los lazos con Cuba sigue creciendo


Download PDF

Pix1Mientras Estados Unidos y Cuba adoptaban medidas esta semana para poner fin a más de 50 años de conflicto diplomático, el apoyo público al restablecimiento de las relaciones con Cuba se ha incrementado. Hay igualmente un amplio y creciente apoyo para poner fin al embargo comercial de Estados Unidos contra Cuba. Además, otro estudio dado a conocer esta semana arroja que los públicos de varios países de Latinoamérica también ven favorablemente las renovadas relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

Casi tres cuartas partes (73%) de los norteamericanos dicen que aprueban que EE.UU. restablezca las relaciones diplomáticas con Cuba, un aumento de 10 puntos desde enero. Una mayoría similar (72%) está a favor de que EE.UU. ponga fin a su embargo comercial contra Cuba, “lo que permitiría a las empresas norteamericanas hacer negocios en Cuba y a empresas cubanas hacer negocios en EE.UU.”

Pix2El porcentaje que dice que un deshielo en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba conducirá a una mayor democracia en Cuba también ha aumentado, aunque menos de la mitad (43%) dice que espera que Cuba se haga más democrática en los próximos años. Sin embargo, en enero sólo 32% pronosticó que Cuba se haría más democrática.

La más reciente encuesta del Centro de Investigaciones Pew, realizada del 14 al 20 de julio de 2015 entre 2 002 adultos, arroja que el apoyo a las renovadas relaciones diplomáticas de Estados Unidos con Cuba ha aumentado en casi todos los grupos desde enero. Actualmente, 56% de los republicanos dice que aprueba que EE.UU. restablezca las relaciones diplomáticas con Cuba, un aumento de 16 puntos porcentuales desde enero. Grupos mayores de demócratas (83%) y de independientes (75%) están a favor de la renovación de las relaciones diplomáticas con Cuba, un aumento de nueve y ocho puntos porcentuales, respectivamente, desde entonces.

Se ha producido un cambio similar, independientemente de la pertenencia a un partido, en apoyo de poner fin al embargo comercial de Estados Unidos contra Cuba. Cabe destacar que algunos de los cambios más dramáticos en las opiniones acerca de las relaciones de Estados Unidos con Cuba se hayan entre los republicanos conservadores.

Pix5Actualmente, 55% de los republicanos conservadores dice que favorece el fin del embargo comercial de Estados Unidos contra Cuba; en enero, sólo 40% apoyó que Estados Unidos eliminara su embargo comercial contra Cuba. Y 52% de los republicanos conservadores dice ahora que aprueba que EE.UU. restablezca las relaciones diplomáticas con Cuba, un aumento de 19 puntos desde enero.

El apoyo a la restauración de las relaciones diplomáticas con Cuba y al fin del embargo abarca prácticamente a todos los grupos de la población. Y desde enero, porcentajes crecientes en la mayoría de los grupos demográficos están a favor de ambas acciones.

En general, el público se mantiene escéptico acerca de las perspectivas de que cambie el rumbo en una dirección democrática, pero ahora más (43%) dicen que piensan que el país comunista se hará más democrático en los próximos años que los que lo hicieron en enero (32%). Alrededor de la mitad (49%) dice que espera que Cuba se mantenga casi igual que hasta ahora.

Entre los demócratas, hay un creciente optimismo de que Cuba será más democrática en los próximos años: 51% de los demócratas lo dicen ahora, en comparación con sólo el 41% en enero. Los republicanos también son ligeramente más propensos a pronosticar que Cuba será más democrática; sin embargo, sólo un tercio (33%) expresa este punto de vista.

Pix4Casi seis de cada diez demócratas liberales (58%) dicen que Cuba será más democrática en los próximos años, en comparación con sólo 29% de los republicanos conservadores que dice lo mismo.

Acerca de la encuesta

El análisis en este informe se basa en entrevistas telefónicas realizadas del 14 al 20 de julio de 2015, con una muestra nacional de 2 002 adultos, de 18 años de edad o más, que vive en los 50 estados de Estados Unidos y en el Distrito de Columbia (700 encuestados fueron entrevistados en un teléfono fijo, y 1 302 fueron entrevistados por un teléfono celular, incluyendo 758 que no tenían teléfono fijo). La encuesta fue realizada por entrevistadores de Princeton Data Source, bajo la dirección de Princeton Survey Research Associates International. Se usó una combinación de muestras de marcación de dígitos al azar por teléfonos fijos y teléfonos celulares; ambas muestras fueron proporcionadas por Survey Sampling International. Las entrevistas se llevaron a cabo en inglés y español. Los encuestados en la muestra de línea fija fueron seleccionados pidiendo hablar al azar con el hombre o la mujer más joven (adultos) que estuviera en la casa en ese momento. Las entrevistas de la muestra de teléfono celular se llevaron a cabo con la persona que contestó el teléfono, si esa persona era un adulto de 18 años de edad o más. Para obtener información detallada acerca de nuestra metodología de la encuesta, ver en http://www.pewresearch.org/methodology/u-s-survey-research/

Pix5La muestra combinada de teléfono fijo y celular se pondera utilizando una técnica iterativa que coincide con género, edad, nivel educativo, raza, origen hispano y la natividad y región con los parámetros de la Encuesta de la Comunidad Norteamericana de 2013 de la Oficina del Censo, y la densidad poblacional con los parámetros del Censo Decenal. La muestra también se pondera para que coincida con los patrones actuales del estado telefónico (línea fija solamente, solo teléfono celular, o tanto teléfono fijo  como teléfono celular), basada en extrapolaciones de la Encuesta Nacional de Entrevistas de Salud de 2014. El procedimiento de ponderación también explica el hecho de que los encuestados tanto con teléfono fijo como con teléfono celular tienen una mayor probabilidad de ser incluidos en la muestra combinada, y se ajusta con el tamaño de la familia entre los encuestados con un teléfono fijo. Los márgenes de error reportados y las pruebas estadísticas de significación se ajustan para tener en cuenta el efecto del diseño de la encuesta, una medida de cuánto se pierde en eficiencia debido a los procedimientos de ponderación.

La siguiente tabla muestra los tamaños de muestra no ponderadas y el error atribuible al muestreo que se esperaba que estuviera en el nivel de 95% de confiabilidad para los diferentes grupos en la encuesta:

Pix6

Los tamaños de muestra y los errores de muestreo para otros subgrupos están disponibles bajo petición.

Además del error de muestreo, se debe tener en cuenta que la redacción de preguntas y dificultades prácticas en la realización de encuestas pueden introducir errores o sesgos en los resultados de las encuestas de opinión.

(*) El Pew Research Center (Centro Pew de Investigaciones) es una organización no lucrativa, exenta de impuestos 501 (c) (3) y una subsidiaria de Los Fideicomisos Caritativos, su patrocinador principal.

Traducido por Germán Piniella para Progreso Semanal.

Publicado el 28/07/2015 en Política y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: